¿Cuál es la causa que hay detrás del olor de los libros?

31 Marzo, 2017 at 08:05

Todos nos hemos sentido atraídos por el olor de los libros en alguna ocasión. Y es que los libros en papel desprenden un aroma muy característico y que les identifican plenamente. Eso sí, el olor de los libros ha evolucionado. No huele igual un libro antiguo que un libro nuevo… y eso es debido a los componentes químicos que hay en ellos.

Los componentes químicos de los libros son los artífices de su característico olor

Existen ciertas características que seducen a las personas y hacen que éstas se decanten por la lectura de libros en papel (entre otras cosas) frente a los libros electrónicos. Algunas de esas características tienen que ver con los sentidos: la vista (gusta ver el libro como objeto), el tacto (gusta tocar y sentir el libro) y, como no, el olfato (gusta el olor que desprenden los libros).

Desde Compound Interest nos ayudan a resolver el misterio del olor de los libros y su por qué. Y es que los libros, tanto los antiguos como los nuevos, emiten varios cientos de compuestos volátiles a consecuencia de la degradación de los libros, el tipo de papel utilizado, el adhesivo del revestimiento y la tinta de impresión utilizada en su fabricación.

Todo el mundo está familiarizado con el olor de los libros antiguos. Un olor extrañamente embriagante y que destaca en las bibliotecas y las librerías de segunda mano. Del mismo modo, ¿quién no disfruta pasando las páginas de un libro recién comprado y respirando el aroma fresco de papel nuevo y tinta recién impresa? Como con todos los aromas, los orígenes se pueden remontar a una serie de componentes químicos, por lo que podemos examinar los procesos y compuestos que pueden contribuir a ambos.

El olor de los libros antiguos

La descomposición química de compuestos dentro del papel es la consecuencia del “olor a libro viejo”. La celulosa y la lignina, entre otras sustancias químicas, son las responsables. El olor del libro antiguo se deriva de esta degradación química.

La lignina es responsable de amarillear el papel viejo con la edad, ya que las reacciones de oxidación hacen que se descomponga en ácidos, que luego ayudan a romper la celulosa.

Dicha descomposición química es denominada “hidrólisis ácida”, y que produce una amplia gama de compuestos orgánicos volátiles, muchos de los cuales probablemente contribuirán al olor de los libros antiguos. Entre los compuestos que producen ese olor característico están el tolueno y el etilbenceno (que tienen un olor dulce), la vanilina (que tiene un olor a vainilla), el benzaldehído y el furfural (que tienen un olor a almendra) y el 2 – etilhexanol (que tiene un olor floral).

El olor de los libros viejos

El olor de los libros nuevos

En cuanto al olor de los libros nuevos hay dos aspectos a tener en cuenta: 1) no existe mucha investigación al respecto, y 2) la variación en los productos químicos utilizados para la fabricación modifica su olor entre un libro y otro. Aunque bien es cierto que la mayor parte del “olor a libro nuevo” se puede atribuir a 3 fuentes principales:

  1. El propio papel
  2. Las tintas utilizadas.
  3. Los adhesivos para la encuadernación.

En la fabricación de papel se utilizan varios productos químicos como el hidróxido de sodio (soda cáustica), para aumentar el pH del papel y hacer que las fibras se hinchen. A continuación esas fibras se blanquean con una serie de productos químicos, entre los que se encuentra el peróxido de hidrógeno. A continuación se mezclan en grandes cantidades de agua junto a aditivos para modificar las propiedades del papel y mejorar así su resistencia al agua, por ejemplo el dímero de alquil ceteno, y agentes de encolado, como el etilvinilacetato.

Las diferencias en papel, adhesivos y tintas utilizadas influirán en el “nuevo olor del libro”, por lo que no todos los libros nuevos huelen igual y quizás esta sea la razón por la cual ninguna investigación ha intentado definir definitivamente el aroma.

El olor de los libros nuevos

Infografía “El aroma de los libros”

En resumen, ningún químico causa el olor de los libros. Es el resultado de una mezcla compleja de productos químicos volátiles producidos los productos químicos utilizados en su fabricación, así como la degradación gradual de los productos químicos dentro del papel. Algunos de los compuestos producidos, como el furfural, pueden usarse incluso para medir la edad y la condición del libro en cuestión.

The aroma of books

¿Sabías que…?

  1. El furfural pueden usarse para medir la edad y la composición de un libro. Los libros publicados después de mediados de 1800 emiten más furfural y sus emisiones generalmente aumentan con el año de publicación en relación con otros libros antiguos compuestos de papel de algodón o de lino.
  2. Existen velas que tratan de imitar el olor de los libros antiguos, e incluso de lugares como bibliotecas o librerías. [El ambientador a libro nuevo es un fake] Aquí unas cuantas velas y aromas:

Book Lovers - Old Book

  1. Se puede eliminar el olor a libro viejo. Aquí un truco… aunque seguro que hay más:

Imagen superior cortesía de Shutterstock

ComunidadBaratz

Espacio de difusión y comunicación de noticias y temas de actualidad de Baratz y del sector de la Información y la Documentación. Aquí encontrarás información útil relacionada con el mundo de bibliotecas, archivos, gestión documental, archivo electrónico…

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInPinterestYouTube

Tags: