La mejor colección de una biblioteca no son sus libros, sino sus usuarios

16 noviembre, 2015 at 08:13

Las bibliotecas y los bibliotecarios/as trabajan en pro de la libertad, la cultura y la democracia en la sociedad. Son una organización y una profesión que siempre está en constante evolución para adaptarse a las necesidades sociales, económicas, culturales y tecnológicas. Bibliotecarios/as que luchan por acercar el conocimiento a los usuarios para que tengan un mejor futuro, y que también luchan para acercarles la cultura para que tengan un mejor presente. Porque los bibliotecarios/as son creadores de felicidad y las bibliotecas tienen una mejor colección que sus libros, y esa colección son sus usuarios.

Los usuarios son la mejor colección de las bibliotecas

Quizás esta pequeña introducción resume brevemente lo que fueron algunas de las claves de las XVIII Jornadas Bibliotecarias de Andalucía: Innovación, profesión y futuro. Jornadas en las cuales volvimos a estar presentes y que patrocinamos un año más. Y estando en Granada no podía faltar el ilustre poeta Federico García Lorca… y siendo unas jornadas bibliotecarias fue de cita ineludible el discurso que dio el día de la inauguración de la biblioteca de su pueblo allá por 1931:

[…] No sólo de pan vive el hombre. Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pediría un pan; sino que pediría medio pan y un libro. Y yo ataco desde aquí violentamente a los que solamente hablan de reivindicaciones económicas sin nombrar jamás las reivindicaciones culturales que es lo que los pueblos piden a gritos. Bien está que todos los hombres coman, pero que todos los hombres sepan. […]

Destacamos la ponencia inaugural a cargo de Nieves González sobre marketing en bibliotecas. Marketing que no es efectivo sin una estrategia que lo sustente todo, porque al fin y al cabo las estrategias son más importantes que los recursos. Las bibliotecas tienen que ser capaces de atraer a los usuarios con los contenidos que ellos necesitan, tienen que comunicar lo que hacen y ser capaces de hacer nuevas cosas para llegar a esos usuarios, para llegar a sus usuarios… y los medios sociales pueden ser una muy buena herramienta para llegar y hacer que el uso de los servicios aumente.

Las bibliotecas tienen que hacer una marca fuerte para existir en la mente de sus usuarios, y para ello (y para hacer marketing) siempre tienen que escuchar a sus usuarios. A través del marketing, y en este caso de los medios sociales, hay que construir puentes entre las necesidades de los usuarios y lo que las bibliotecas son capaces de ofrecerles. Además tienen que tener en cuenta que no todos los usuarios de la biblioteca quieren lo mismo de ella, por lo tanto la segmentación es clave para el éxito.

En definitiva, las bibliotecas tienen que construir su marca personal en Internet, estar cerca de sus usuarios, hacerse imprescindible para ellos. Y, muy importante, tener en cuenta que el tiempo es un recurso escaso y que los medios sociales lo requieren como cualquier otro trabajo / actividad en la biblioteca.

Tanto María Helena Rosales como Juan Sánchez Sánchez abogaron en las jornadas por una biblioteca pública perteneciente a (y absolutamente necesaria para) la sociedad como espacio abierto y de libertad para crear y compartir. Ambos defendieron la figura del bibliotecario/a con calificativos como que son unos héroes del servicio público (María Helena) y que están llamados a ser dirigentes (Juan). Las actividades que en las bibliotecas se realizan están dando una nueva vida a las bibliotecas, bibliotecas en las cuales la participación ciudadana se hace cada vez más y más importante.

Los bibliotecarios/as trabajan con mucha ilusión porque todo lo que hacen salga adelante para el beneficio de sus usuarios, decía María Helena. Por su parte, Juan, habló del doble corazón de las bibliotecas: los bibliotecarios/as y los usuarios, de la importancia de poner una biblioteca pública en nuestras vidas, de la biblioteca como plazas de barrio, de la rentabilidad de las bibliotecas y de las cuatro fortalezas que estas tienen: instalaciones, colección, personal y usuarios.

Jesús Jiménez Pelayo y Bárbara Muñoz de Solano y Palacios hablaron en las jornadas de las bibliotecas virtuales para la gestión y difusión del patrimonio documental. Se destacó la labor desde la Biblioteca Virtual de Andalucía y desde el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Se comentó que no había que tener miedo a la Ley de Propiedad Intelectual, que lo que había que tener es conocimiento de la Ley. También se habló de la visibilidad (hoy en día fundamental) que tienen que ganar en los buscadores y que digitalizar documentos no consistía únicamente en escanerlos.

Carlos Magro destacó que los bibliotecarios/as gestionan el núcleo del conocimiento: la información. Que vivimos en la sociedad del aprendizaje y que hemos pasado de la escasez informativa a la abundancia informativa. Comentó que los ciudadanos van a las bibliotecas para entender mejor la realidad… y que no van solamente para adquirir conocimiento, sino también para crearlo. Alabó la figura del gestor de la información en este mundo digital como profesional necesario.

Para terminar destacar 6 tuits de las jornadas y que queremos compartir con vosotros:

 

Y por supuesto, nuestra presencia en las jornadas con el selfie del #baratzteam que allí estuvo presente… 😉

Imagen superior cortesía de Shutterstock

ComunidadBaratz

Espacio de difusión y comunicación de noticias y temas de actualidad de Baratz y del sector de la Información y la Documentación. Aquí encontrarás información útil relacionada con el mundo de bibliotecas, archivos, gestión documental, archivo electrónico…

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInPinterestYouTube