Las bibliotecas cambian vidas y las personas cambian las bibliotecas

25 octubre, 2017 at 08:00

Las bibliotecas nos ayudan a ser mejores en todos los ámbitos y sentidos. Son la atención primaria en materia de cultura y conocimiento, por no hablar de que son espacios para la libertad, el entendimiento y la diversidad. Su personal es una pieza clave para conseguir todo esto y para trabajar en pro de las personas. Y es que las bibliotecas son refugio para ellas (¡para todos!) y muchas veces principal puerta de entrada para la toma de decisiones. Sin duda que habría que tenerlas siempre en cuenta y no castigarlas nunca con recortes presupuestarios.

Las bibliotecas nos ayudan a ser mejores en todos los ámbitos y sentidos

La verdad es que las XIX Jornadas Bibliotecarias de Andalucía (“Biblioteca social. Bibliotecas y Sociedad”) nos han dado una inyección de energía mostrándonos todo lo que las bibliotecas son capaces de hacer por las personas, por la sociedad. Da igual que seas rico o pobre, que sean joven o una persona mayor, que tengas o no alguna discapacidad, que estés sano o enfermo, que seas una persona libre o estés en la cárcel, que seas o no inmigrante… Lo que realmente importan a las bibliotecas son las personas. Y es por ello por lo que las bibliotecas trabajan y se adaptan a ellas según sus necesidades. Las bibliotecas siempre tienen (y tendrán) las puertas abiertas para recibir a todas y a cada una de ellas.

Las bibliotecas son ventanas para el asombro

Las bibliotecas son ventanas para el asombro, como diría Gonzalo Oyarzun. Son una oportunidad para el desarrollo colectivo e individual. Las personas son lo que realmente importan en las bibliotecas, y es por ello por lo que hay que hacer todo lo posible para ayudarlas a mejorar. Mostrarles la importancia y la utilización de las bibliotecas, y dejar atrás las prohibiciones o usos limitados de las mismas.

Y sí, es verdad que la colección y los servicios son muy importantes en las bibliotecas, pero no habría que olvidar bajo ningún concepto a la comunidad que va a utilizar tanto la una como los otros. El siguiente pensamiento de R. David Lankes nos puede dar una idea sobre esto:

Las malas bibliotecas construyen colecciones.

Las buenas bibliotecas construyen servicios.

Las mejores bibliotecas construyen comunidad.

Las bibliotecas cambian vidas y las personas cambian las bibliotecas

Las bibliotecas cambian vidas y las personas cambian las bibliotecas. Son mucho más que cultura, son desarrollo y humanidad. Y es que no hay ningún club, ningún servicio público o privado que ofrezca resultados similares a las bibliotecas.

Aprovechamos para compartir con vosotros el tutorial “Haz tu proyecto” de la Fundación Biblioteca Social para preparar un proyecto social:

El objetivo de estas pautas es facilitar a los profesionales de la Biblioteca un marco para la construcción de un verdadero proyecto social. No todas las actividades de las Bibliotecas con o para colectivos con necesidades específicas pueden considerarse verdaderos proyectos sociales. Cuando hablamos de “proyecto social” pensamos en una serie de acciones o servicios que impactan y mejoran las condiciones de los colectivos vulnerables a los que se dirigen.

Desde siempre las bibliotecas han sido centros que aceptan a los “diferentes”, lo cual nunca debería ser una condición de discriminación. En las jornadas se hablaron de bastantes casos de éxito de cómo la lectura y las bibliotecas trabajan con personas de la manera más democrática posible y acercando siempre sus colecciones y servicios para crear comunidades. Como, por ejemplo:

El principal ROI de la biblioteca es el valor para la ciudadanía

Algo también muy importante en las bibliotecas es el retorno de la inversión. Vivimos en una sociedad donde las cosas, los servicios, hay que cuantificarlos económicamente para mostrar su utilidad. Sin duda que el retorno de la inversión en las bibliotecas es la utilidad y uso de sus colecciones y servicios por la comunidad, pero en ocasiones también deben mostrar dicho retorno en términos económicos… y, de verdad, que son datos espectaculares.

Por poner nuevamente algunos ejemplos, la Red de Bibliotecas Municipales de la Diputación de Barcelona obtiene un retorno de 2,25 euros por cada 1 euro invertido, las bibliotecas de Navarra 3,49 y 4,66 euros, la Biblioteca de Eibar 5,08 euros…

Unos claros ejemplos que demuestran que las bibliotecas no son un gasto, sino que son una inversión. Aunque, y como hemos comentado anteriormente, el principal ROI de la biblioteca es el valor para la ciudadanía. Y es que lo que no mides en la biblioteca, no existe. Es por ello por lo que los datos en la biblioteca importan, y mucho. Son imprescindibles para dar valor.

Aprovechamos para compartir esta vez la “Calculadora El valor de las bibliotecas” y que seguro que os será de muchísima utilidad:

A raíz del informe y en base a los resultados obtenidos en el Estudio socioeconómico “El valor de las bibliotecas” se ha diseñado esta herramienta práctica que, por un lado, permite a la ciudadanía conocer el valor económico de los servicios de los que disfrutan y, por otro, a las bibliotecas realizar una estimación del valor económico de los servicios que, de forma global, ofrecen.

Socializar la biblioteca es abrirla a toda la sociedad

Socializar la biblioteca es abrirla a toda la sociedad y tratar de colaborar con otras entidades (sanidad, empleo, agricultura…) para crear una comunidad mayor a su alrededor. Hay que tener en cuenta que la biblioteca solamente es utilizada por el 25% de la población y que se hace necesario ir a por el otro 75%.

Es verdad que las bibliotecas públicas han sido sociales desde siempre, pero hay que buscar “otras vías de socialización”, como pueden ser las redes sociales. Además no solamente basta con buscar otras vías, sino que se hace más que necesaria la continua formación del personal bibliotecario como compromiso ético, trabajar la polivalencia de perfiles profesionales en las bibliotecas, hacer que la ciudadanía se sienta copartícipe de la gestión bibliotecaria, convertir a las bibliotecas en el “tercer lugar” … En definitiva, trabajar lo imposible para hacer realidad lo posible.

La biblioteca como centro de cambio, innovación y revolución

La biblioteca es un territorio de preguntas, más que de respuestas. Es decir, hay que tratar de hacer que los usuarios encuentren las respuestas por sí mismos, que sean autosuficientes dentro de la biblioteca. Para ello, sin duda, debe estar presente y formar a las personas el personal bibliotecario.

La sociedad debe tener una imagen de las bibliotecas como centros de cambio, innovación y revolución. Para ello es necesario trabajar la comunicación y la visibilidad, la apropiación y la participación, y la transformación digital.

Las jornadas terminaron con la ponencia de clausura de José Antonio Gómez (“Empoderamiento social de la biblioteca”). En ella puso en relieve la situación preocupante de las bibliotecas en España y la gran capacidad que tienen de dar, pero los pocos recursos con los que cuentan. Además también hizo referencia al importante papel que las bibliotecas pueden jugar en cuanto al desarrollo económico, ambiental y social.

El placer de compartir momentos con bibliotecas y bibliotecarios

Para terminar, nos gustaría dar la enhorabuena a la Asociación Andaluza de Bibliotecarios por la celebración de estas estupendas jornadas. Un año más hemos querido estar junto a ellos como patrocinadores preferentes, pero nuestra gratitud no va por ahí. Va por brindarnos la posibilidad de compartir momentos y lugares, descubrir contenidos y conocimiento, conocer a grandes profesionales… Y todo esto concentrado en dos días en Huelva. Muchísimas gracias por todo. Nos vemos en las siguientes jornadas en Roquetas del Mar.

Imagen superior cortesía de Shutterstock

ComunidadBaratz

Espacio de difusión y comunicación de noticias y temas de actualidad de Baratz y del sector de la Información y la Documentación. Aquí encontrarás información útil relacionada con el mundo de bibliotecas, archivos, gestión documental, archivo electrónico…

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInPinterestYouTube