10 motivos por los que utilizar las bibliotecas públicas

7 septiembre, 2017 at 08:06

Cada persona puede llegar a tener su propio motivo por el cual utilizar las bibliotecas públicas. Y es que son muchas y variadas las razones que pueden existir. Muchas de estas personas asocian la biblioteca pública con libros y préstamo de libros. Es verdad que es el servicio estrella de las bibliotecas públicas, pero existen también otros muchos servicios y motivos de peso por los cuales hacer un uso intensivo de ellas.

¡No hay institución más democrática que las bibliotecas públicas!

No hay que olvidar que las bibliotecas públicas ofrecen sus servicios de manera gratuita*, y que tienen su puertas abiertas para todas las personas que las quieran utilizar. ¡No hay institución más democrática que las bibliotecas públicas!… y es que están al alcance de todos los públicos sin importar edad, raza, religión, condición sexual, nivel económico o de conocimientos.

Uno de los motivos por los cuales utilizar las bibliotecas públicas, y que nos gustaría destacar, es que necesitan nuestro apoyo. El recorte de presupuestos y el cierre de bibliotecas es una tónica general en los últimos años. Bien es cierto que en esos mismos años las visitas han crecido muchísimo, al igual que el número de socios. Y es que las bibliotecas públicas siempre son necesarias y de utilidad.

Las bibliotecas públicas son de todos y para todos

8 agosto, 2017 at 08:09

A las bibliotecas públicas les da igual de dónde vengas, cuál sea tu raza, religión o cultura. No miran tu edad, condición física, nivel de estudios, de conocimientos o económico. No, no es importante para ellas. Lo que realmente les importa eres tú. Seas como seas.

Lo que realmente importa a la biblioteca eres tú

Las bibliotecas públicas buscan ofrecer un acceso igualitario a contenidos, recursos y servicios a todas las personas que las visiten. Además, con ello, buscan crear sociedades más formadas y competitivas. El desarrollo personal y profesional de las personas es uno de sus objetivos, además de facilitar y potenciar el hábito y la competencia lectora. Las bibliotecas unen a personas de distintas generaciones, culturas y colectivos, favoreciendo la cohesión y la inclusión social y cultural.

Desean que las personas participen y colaboren. Quieren estimular su creación, la generación de conocimiento y de oportunidades. Y todo esto en un espacio de libertad de expresión en los que todos puedan opinar e influir. Sin olvidar la vital función de las bibliotecas públicas desde el punto de vista de la conservación y difusión de conocimiento.

Y es que las bibliotecas públicas son un bien necesario. Es más, son un requisito para la educación, la toma de decisiones y el progreso, según señala el Manifiesto de la UNESCO a favor de las Bibliotecas Públicas.

La biblioteca pública, paso obligado del conocimiento, constituye un requisito básico de la educación permanente, las decisiones autónomas y el progreso cultural de la persona y los grupos sociales.

20 declaraciones a tener en cuenta sobre las bibliotecas públicas

26 enero, 2017 at 08:03

Las bibliotecas públicas son de vital importancia, aunque bien es cierto que en ocasiones son minusvaloradas e infrautilizadas. Desde aquí queremos decir bien alto que son de VITAL IMPORTANCIA porque estas enriquecen la vida de las personas. Y es que ellas conservan, difunden y crean conocimiento, proporcionan acceso a recursos y contenidos (ya sean físicos o digitales), apuestan por el desarrollo y el aprendizaje de las personas… En definitiva, son más que necesarias en la ayuda, apoyo e información de las personas.

Las bibliotecas públicas enriquecen la vida de las personas

Hoy nos gustaría destacar dos publicaciones que demuestran la necesidad y evolución de las bibliotecas públicas. Dos publicaciones que son conclusiones de dos eventos importantes, como fueron el VIII Congreso de Bibliotecas Públicas (organizado por la Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria) y las Jornadas Bibliotecas y Sociedad. Realidades y Tendencias (organizadas por ANABAD-Murcia).

A través de dichos documentos hemos elaborado una lista de 20 declaraciones a tener en cuenta sobre las bibliotecas públicas. Dichas declaraciones están divididas en tres grupos. Un primer grupo en el cual se especifica lo que es la biblioteca pública, un segundo grupo en el que se menciona lo que debe ser la biblioteca pública, y un tercer grupo en el cual se muestra la necesidad del bibliotecario y en lo que debe apostar para llevar a lo más alto a la biblioteca.

La biblioteca pública es…

  1. … una necesidad básica para el desarrollo cultural de la sociedad.
  2. … necesaria para incrementar el capital social de la comunidad y contribuir a la creación de ciudades con talento.
  3. … perteneciente a los ciudadanos.
  4. comunidad y no solamente contenido.
  5. … un espacio abierto para la unión, la relación, la creación, la experimentación, la cohesión social, el desarrollo de la creatividad y el acceso a contenidos.
  6. espacio físico y virtual… y es imprescindible la interrelación entre ambos.

La biblioteca pública es esencial para la cultura, la educación, la información y la alfabetización

1 diciembre, 2016 at 08:06

El Manifiesto de la UNESCO a favor de las bibliotecas públicas es uno de esos textos a guardar a buen recaudo e ir dándole difusión de vez en cuando para que no se olvide lo importantes que son las bibliotecas públicas para la sociedad. Dicho manifiesto hace hincapié en la necesidad de la información para que las personas puedan alcanzar la libertar, prosperidad y desarrollo, además de para ejercer sus derechos democráticos y desempeñar un papel activo dentro de la sociedad.

La biblioteca pública, paso obligado del conocimiento, constituye un requisito básico de la educación permanente, las decisiones autónomas y el progreso cultural de la persona y los grupos sociales.

La biblioteca pública es requisito para la educación, la toma de decisiones y el progreso

Las bibliotecas públicas deben basar sus servicios en la igualdad de acceso para todas las personas, y en la calidad y adecuación a las necesidades y condiciones locales. Bibliotecas públicas que deben disponer de fondos (sin cesura ni presiones comerciales), medios y tecnologías para dar acceso a la información, tanto actual como la que es fruto de los esfuerzos del pasado.

Las autoridades locales y nacionales tienen la responsabilidad de su mantenimiento financiero, además de la responsabilidad de construir una legislación que las proteja y unos planes estratégicos que definan y promuevan la red nacional de bibliotecas. Destacable, y asombroso, que en el propio manifiesto se diga que “la biblioteca pública será en principio gratuita”. Sin lugar a dudas que debe ser gratuita para la igualdad de acceso y la no discriminación.

La biblioteca pública deberá ser componente esencial de toda estrategia a largo plazo de cultura, información, alfabetización y educación.