Los 10 puntos a tener en cuenta para ser una biblioteca social

17 abril, 2018 at 08:06

Toda biblioteca tiene un alto componente social, pero no siempre es explotado al máximo. Es verdad que hay distintas formas de entender ese “social”. Social puede ser la relación de la biblioteca con su comunidad de usuarios, puede ser el espacio para compartir y debatir, o el lugar para conectar con otras personas. Pero hay otra forma de entender lo social de la biblioteca, y es desde el punto de vista de la atención a personas y colectivos vulnerables.

Cualquier biblioteca puede hacer su proyecto para ser una Biblioteca Pública social e inclusiva

La Fundación Biblioteca Social (presidida por Adela d’Alos) recalca este aspecto comentado anteriormente: “cuando hablamos de “proyectos sociales” nos referimos mayoritariamente a actuaciones dirigidas a los grupos más vulnerables de la sociedad o en riesgo de exclusión, con estrategias cooperativas y participativas con los colectivos a los que nos dirigimos o con los agentes que trabajan”. Y es por ello por lo que han creado un tutorial para que cualquier biblioteca pueda hacer su proyecto para ser una biblioteca pública social e inclusiva.

El objetivo de estas pautas es facilitar a los profesionales de la Biblioteca un marco para la construcción de un verdadero proyecto social. No todas las actividades de las Bibliotecas con o para colectivos con necesidades específicas pueden considerarse verdaderos proyectos sociales. Cuando hablamos de “proyecto social” pensamos en una serie de acciones o servicios que impactan y mejoran las condiciones de los colectivos vulnerables a los que se dirigen.

Las bibliotecas tienen un alto potencial que explorar y explotar en la atención de estas personas y colectivos. Es más, estas personas y colectivos necesitan de bibliotecas preparadas para ser atendidas y no excluidas por la situación en la que se encuentran. Bien es cierto que las bibliotecas les tienen en cuenta, pero también es cierto que muchas bibliotecas necesitan y reclaman ayuda e información para saber cómo abordar a esta tipología de usuarios. Y es ahí donde os queremos dejar la información del “Decálogo Biblioteca Social: 10 medidas con las que resaltar la función social de la biblioteca”.

Las bibliotecas cambian vidas y las personas cambian las bibliotecas

25 octubre, 2017 at 08:00

Las bibliotecas nos ayudan a ser mejores en todos los ámbitos y sentidos. Son la atención primaria en materia de cultura y conocimiento, por no hablar de que son espacios para la libertad, el entendimiento y la diversidad. Su personal es una pieza clave para conseguir todo esto y para trabajar en pro de las personas. Y es que las bibliotecas son refugio para ellas (¡para todos!) y muchas veces principal puerta de entrada para la toma de decisiones. Sin duda que habría que tenerlas siempre en cuenta y no castigarlas nunca con recortes presupuestarios.

Las bibliotecas nos ayudan a ser mejores en todos los ámbitos y sentidos

La verdad es que las XIX Jornadas Bibliotecarias de Andalucía (“Biblioteca social. Bibliotecas y Sociedad”) nos han dado una inyección de energía mostrándonos todo lo que las bibliotecas son capaces de hacer por las personas, por la sociedad. Da igual que seas rico o pobre, que sean joven o una persona mayor, que tengas o no alguna discapacidad, que estés sano o enfermo, que seas una persona libre o estés en la cárcel, que seas o no inmigrante… Lo que realmente importan a las bibliotecas son las personas. Y es por ello por lo que las bibliotecas trabajan y se adaptan a ellas según sus necesidades. Las bibliotecas siempre tienen (y tendrán) las puertas abiertas para recibir a todas y a cada una de ellas.