Los 5 actores principales para conseguir personal de biblioteca altamente cualificado

18 junio, 2018 at 08:03

El desarrollo profesional continuo de los profesionales es esencial para la buena salud de las organizaciones en las que trabajan. Bibliotecas, archivos, centros de documentación o empresas, entre otras, precisan del buen hacer de los profesionales de Información y Documentación. Pero vivimos en un mundo donde la evolución de la tecnología y la evolución de la información hacen más que necesaria una continua adaptación profesional. Por eso es imprescindible que estos profesionales estén implicados en su necesidad formativa permanente para ampliar sus conocimientos y habilidades.

El desarrollo profesional continuo es esencial para el personal de biblioteca

Pero bibliotecarios, archiveros, documentalistas y otros especialistas de la información no pueden ir solos en este camino. Necesitan el apoyo por parte de sus organizaciones (las cuales son las responsables del crecimiento profesional de sus trabajadores) y también de las asociaciones profesionales.  Además, se hace más que necesaria la motivación, la incentivación de la formación y que haya una amplia y variada oferta de cursos donde prime la calidad.

El documento “IFLA Guidelines for Continuing Professional Development: Principles and Best Practices” recoge los principales principios y buenas prácticas para el desarrollo profesional continuo de los profesionales del sector Información y Documentación. Dicho documento señala a cinco actores principales para conseguir profesionales altamente cualificados: aprendices / estudiantes, empleadores, asociaciones profesionales, profesores de Biblioteconomía y proveedores de formación.

6 plataformas desde las cuales aprender gratis y sobre cualquier tema en Internet

28 abril, 2017 at 08:09

Internet es una fuente inagotable de información… y también de posibilidades de formación libre y gratuita. Existe un gran número de plataformas desde las cuales cualquier persona que tenga un dispositivo con conexión a Internet puede aprender sin límites, sobre cualquier cosa y desde cualquier lugar y momento. Sin duda que hay muchísimos contenidos que están esperando a ser transformados en conocimiento.

Internet es una fuente inagotable de información… y también de formación

Y es que la cultura colaborativa que ha surgido con Internet no tiene límites, al igual que la facilidad de crear y compartir contenidos. Hay personas que están creando libros de texto y manuales, hay personas que ofrecen formación sobre sus especialidades de manera gratuita a través de contenidos textuales y visuales, hay plataformas que apuestan por la enseñanza libre de idiomas, de competencias digitales o sobre cualquier tema de interés como las matemáticas, la historia o la economía. Hay personas, hay organizaciones, hay plataformas que quieren hacer un mundo mejor a través de la formación y el conocimiento.

Por otro lado, no hay que olvidar a las bibliotecas y todo el trabajo que desarrollan en cuanto a la formación de las personas. Enseñanza que deben hacer extensible a plataformas online para que todo ese conocimiento que generan llegue al mayor público interesado posible. Mientras llega ese momento no está de más mostrar las siguientes plataformas de enseñanza y aprendizaje a los usuarios de las bibliotecas para que satisfagan sus necesidades de conocimiento.

El bibliotecario evoluciona hacia los datos y los activos digitales

7 abril, 2015 at 08:01

El lento crecimiento de puestos en bibliotecas hace que la competencia por ellos sea cada vez más grande. Son muchos los expertos que predicen que el sector de la Biblioteconomía y la Documentación crecerá a un ritmo más lento entre 2012 y 2022. Los profesionales de las bibliotecas cada vez tienen mayor formación para poder optar a esos puestos de trabajo. La competencia se dispara y los beneficiados son claros: usuarios y sector profesional.

Futuro bibliotecario

La infografía creada por el Master of Management in Library and Information Science online de la USCMarshall habla de ese futuro de la profesión. La verdad es que está enfocada en Norteamérica, pero extrapolable a nuestro país… si no es ahora, quizás dentro de unos años así lo sea.

En dicha infografía se habla de los salarios de los distintos puestos de trabajo que hay en la biblioteca, de los estados donde más se cobra por puesto, de la influencia de los lectores de libros electrónicos en el sector, de cómo los smartphone dan forma a la biblioteca del futuro (el 35% de los americanos dice que es muy probable que use materiales de la biblioteca vía aplicaciones del smartphone y el 34% dice que es muy probable que use aplicaciones de smartphone de geolocalización para localizar materiales de la biblioteca)… y del futuro de los puestos de la biblioteca y los nuevos puestos que irán creciendo. Nos centraremos en estos dos últimos aspectos.

Las bibliotecas pueden llegar a cambiar la vida de las personas

12 enero, 2015 at 08:20

En la Unión Europea hay unas 65.000 bibliotecas públicas, que reciben cada año a un total de más de 100 millones de personas. Son unos excelentes datos y que hay que tener muy en cuenta, no por el simple hecho de los datos en sí… sino por el poder de transformación que esas personas pueden llegar a experimentar en sus vidas.

Acceso a tecnología e Internet desde las bibliotecas

La siguiente infografía (y de la cual están sacados los datos) muestra como las bibliotecas pueden llegar a cerrar las brecha digital en Europa, como se ayuda a los ciudadanos a buscar trabajo y como se les proporciona la formación para llegar a conseguir nuevas habilidades.

Alrededor del 50% de la población de la UE no tienen, o tienen pocos, conocimientos de informática; y aún hay un 22% de la población que nunca ha usado Internet. ¿Pero realmente es importante esto? ¡Por supuesto que sí! Y más teniendo en cuenta que el 90% de los empleos en 2015 requerirán conocimientos básicos de informática. Desde las bibliotecas se ofrecen estos servicios para sus usuarios. Hay 13,9 millones de europeos que utilizan los servicios informáticos públicos en su biblioteca pública, 4,6 millones que acceden a Internet por primera ver desde las bibliotecas públicas y 1,9 millones de europeos que van a las bibliotecas públicas como único lugar donde pueden obtener acceso a Internet de manera gratuita.