Cómo saber si una fuente de información web es fiable o no

8 marzo, 2016 at 08:14

No toda la información publicada en Internet es fiable. Esto es algo que deberían saber todas las personas, aunque seguro que muchas de ellas lo desconocen. Cuando alguien busca en Google quiere un resultado rápido a una consulta, a una necesidad de información. Pero, ¿quién le dice a esa persona si la información encontrada es válida o no? Muchas veces se dejan llevar por su intuición o por la posición de los resultados.

5 consejos rápidos para evaluar la fiabilidad de la información web

Hay un poco de controversia, por ejemplo, con la Wikipedia. Por un lado están los que piensan que la información que se publica en la plataforma no reúne los requisitos como para ser considerada una fuente fiable por la falta de autoría en sus artículos, e incluso por su falta de objetividad,… pero por otro lado están los que dan mayor importancia a la inteligencia (participación) colectiva para la creación de contenidos de calidad y la rápida actualización. De hecho un estudio elaborado por la revista Nature llegó a la conclusión que la Wikipedia es tan confiable como la Enciclopedia Británica.

Ahora bien, ¿de qué o quién nos tenemos que fiar para conseguir información fiable? Según la Wikipedia (ya que estábamos con ella) hay unas normas básicas en cuanto a sus fuentes fiables. Normas básicas que dicen que los artículos deben utilizar principalmente fuentes fiables, independientes y publicadas, que las fuentes deben respaldar directamente la información aportada, que las fuentes deben tener una buena reputación y que dichas fuentes deben estar disponibles. Y dichas fuentes pueden ser primarias, secundarias y terciarias, publicaciones especializadas, prensa generalista…  pero no autopublicaciones (libros autopublicados, fanzines, páginas webs personales, blogs, foros de discusión, redes sociales…)

Bueno, eso es lo que considera Wikipedia a la hora de redactar sus artículos y conseguir sus fuentes. Recomendaciones que pueden ser aplicadas como norma a la hora de realizar un trabajo. Pero, ¿y qué hacemos con nuestras búsquedas en Google? ¿No son fiables si son enlaces a blogs o páginas web? Sí, son fiables hasta que no descubras lo contrario… aunque casi mejor al revés: no son fiables hasta que no compruebes su fiabilidad / veracidad.

Está claro que la información que encontramos por Google cuando queremos hacer un trabajo hay que cogerla con pinzas. No basta con quedarse con la primera búsqueda realizada, el primer resultado que se muestra y hay que mirar más allá de la primera página de resultados. Sobre todo hay que fijarse en el medio que publica dicha información, su autor, si el contenido se ajusta a lo que se busca…

El bibliotecario evoluciona hacia los datos y los activos digitales

7 abril, 2015 at 08:01

El lento crecimiento de puestos en bibliotecas hace que la competencia por ellos sea cada vez más grande. Son muchos los expertos que predicen que el sector de la Biblioteconomía y la Documentación crecerá a un ritmo más lento entre 2012 y 2022. Los profesionales de las bibliotecas cada vez tienen mayor formación para poder optar a esos puestos de trabajo. La competencia se dispara y los beneficiados son claros: usuarios y sector profesional.

Futuro bibliotecario

La infografía creada por el Master of Management in Library and Information Science online de la USCMarshall habla de ese futuro de la profesión. La verdad es que está enfocada en Norteamérica, pero extrapolable a nuestro país… si no es ahora, quizás dentro de unos años así lo sea.

En dicha infografía se habla de los salarios de los distintos puestos de trabajo que hay en la biblioteca, de los estados donde más se cobra por puesto, de la influencia de los lectores de libros electrónicos en el sector, de cómo los smartphone dan forma a la biblioteca del futuro (el 35% de los americanos dice que es muy probable que use materiales de la biblioteca vía aplicaciones del smartphone y el 34% dice que es muy probable que use aplicaciones de smartphone de geolocalización para localizar materiales de la biblioteca)… y del futuro de los puestos de la biblioteca y los nuevos puestos que irán creciendo. Nos centraremos en estos dos últimos aspectos.

El Big Data es la nueva fiebre del oro en la Era de la Información

16 diciembre, 2014 at 08:17

Tanto en nuestra vida online como en nuestra vida física estamos rodeados de datos y de receptores para captarlos. Se estima que para el año 2020 se producirán 40 zettabytes de información y habrá 30.000 millones de dispositivos capaces de recepcionar esos datos (solamente hay que ver en los últimos años el crecimiento del Internet de las cosas). Sin lugar a dudas estamos ante una explosión de datos sin precedentes. Puede que no entendamos conceptualmente qué es, pero el Big Data está ahí.

Big Data hace referencia a la acumulación masiva de datos. Es un término que hace referencia a una cantidad de datos tal que supera la capacidad del software habitual para ser capturados, gestionados y procesados en un tiempo razonable.

Lo que está claro es que el Big Data no son solamente los datos, el Big Data también es la tecnología. Tecnología que es capaz de guardar esas cantidades ingentes de datos, pero que luego no somos capaces de procesar. Sin lugar a dudas, estamos creando cementerios de datos.

Big Data

Quien tiene los datos tiene el poder. Es tanto que las compañías mejor valoradas en el mundo son las que mejor uso hacen de esos datos, e incluso el buen uso de los datos puede llegar a multiplicar el valor de dicha organización. Y si no que se lo digan a Google y el 96% de ingresos por publicidad que obtiene gracias a los datos que recopila de los usuarios o la capacidad de Facebook de manipular las emociones de sus usuarios. Pero no es algo que sea barato el hacerlo, tiene unos altos costes en recursos.

Por otro lado, la predicción perfecta en el Big Data no existe, solamente es un acercamiento a lo que puede pasar… y puede que incluso se sepa sin saber la causa. Pero lo que sí es cierto es que el Big Data está aquí y nos ayudará a tener conocimiento para la toma de decisiones y resolver conjuntos de problemas.

¿Sabes cuánto valen los datos personales que compartes a organizaciones?

21 octubre, 2014 at 08:23

Un reciente estudio realizado por Orange (The Future of Digital Trust) muestra como los consumidores dan un valor aproximado entre 170 a 240 euros por el conjunto de sus datos personales a organizaciones. Además, en dicho estudio, también se pueden ver otros hallazgos como que 4 de cada 5 personas (80%) saben que sus datos tienen un valor para las empresas y 3 de cada 4 personas desconfían del uso de sus datos por parte de las empresas.

The Future of Digital Trust

Pero… ¿cuánto vale cada dato para los españoles?

No todos los países analizados consideran que sus datos tienen el mismo precio. Por ejemplo, para los españoles tiene mayor valor dar la fecha de nacimiento a las organizaciones que el que le dan los franceses, pero menos valor que el que le dan los británicos. Tampoco es el mismo valor el que se le da a los datos en función de si la persona está familiarizada con la organización que recoge dichos datos o no.

Como resultado de dicho estudio se puede observar que la media por dato entregado a las empresas es de 15,27 euros a organizaciones con las cuales se tiene cierto grado de familiarización y de 17,90 euros a organizaciones con las cuales no se tiene ningún tipo de relación.

Precio datos españoles