10 buenos deseos para el sector Información y Documentación

20 Diciembre, 2016 at 08:01

Se acerca el final del año y el principio del siguiente. En estos días se suele mirar para atrás para ver los logros conseguidos y para adelante con la ilusión de un nuevo año cargado de buenos propósitos. Y la verdad es que son muchas las personas que hacen (hacemos) listados de cosas a realizar y de deseos a conseguir para el nuevo año…y este no podía ser menos.

Listado con deseos para que archivos y bibliotecas puedan construir un mundo mejor

Cosas y deseos que van desde tener salud, trabajo y amor hasta aprender inglés o apuntarse al gimnasio. Digamos que son los típicos tópicos de cada fin de año. Nosotros queremos pedir (además de todo lo anterior, por supuesto) por el sector de la Información y la Documentación. Un sector siempre tan golpeado que más que hacer listas de cosas a conseguir o desear habría que hacer una lista de cosas que no nos pueden quitar bajo ningún concepto. En fin, cada año con la misma lucha.

Hoy queremos compartir con todos vosotros una lista con 10 buenos deseos para la profesión y el sector de la Información y la Documentación. Un listado en el cual nos sentimos plenamente identificados, por un lado como empresa de soluciones tecnológicas ligadas al ámbito InfoDoc (archivos, bibliotecas, gestión documental…) y otro como usuarios de los archivos y bibliotecas. A los cuales queremos dar las gracias desde ya por toda su labor y su buen hacer tanto en los tiempos prósperos como en los más críticos. ¡MUCHÍSIMAS GRACIAS!

El derecho de acceso a la información es un derecho fundamental

28 Octubre, 2016 at 08:07

Una sociedad nunca podrá avanzar si no dispone de la información necesaria para hacerlo. De ahí que sea tan importante para las personas, colectivos y países el derecho de acceso a la información. Las sociedades quieren transparencia en sus gobiernos, quieren poder acceder a la información para saber, aprender y tomar decisiones, y quieren acceder a la información porque persiguen el desarrollo social, cultural, económico y político que necesitan. En definitiva, el acceso a la información es una necesidad social que no se puede impedir.

El acceso a la información es una necesidad social que no se puede impedir

Por suerte existen organizaciones a nivel nacional e internacional que luchan porque prevalezca este derecho de acceso a la información. Son el caso de UNESCO, IFLA, Coalición ProAcceso o Access Info Europe, entre otras.

El pasado mes de noviembre de 2015, la UNESCO proclamó el día 28 de septiembre como el Día Internacional del Derecho de Acceso Universal a la Información. En el documento de la proclamación expone que el derecho universal de acceso a la información resulta esencial para el funcionamiento democrático de las sociedades y para el bienestar de toda persona. La libertad de información o el derecho a la información son parte integrante del derecho fundamental a la libertad de expresión. Se trata de un derecho consagrado en el artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948.

Cómo saber si una fuente de información web es fiable o no

8 Marzo, 2016 at 08:14

No toda la información publicada en Internet es fiable. Esto es algo que deberían saber todas las personas, aunque seguro que muchas de ellas lo desconocen. Cuando alguien busca en Google quiere un resultado rápido a una consulta, a una necesidad de información. Pero, ¿quién le dice a esa persona si la información encontrada es válida o no? Muchas veces se dejan llevar por su intuición o por la posición de los resultados.

5 consejos rápidos para evaluar la fiabilidad de la información web

Hay un poco de controversia, por ejemplo, con la Wikipedia. Por un lado están los que piensan que la información que se publica en la plataforma no reúne los requisitos como para ser considerada una fuente fiable por la falta de autoría en sus artículos, e incluso por su falta de objetividad,… pero por otro lado están los que dan mayor importancia a la inteligencia (participación) colectiva para la creación de contenidos de calidad y la rápida actualización. De hecho un estudio elaborado por la revista Nature llegó a la conclusión que la Wikipedia es tan confiable como la Enciclopedia Británica.

Ahora bien, ¿de qué o quién nos tenemos que fiar para conseguir información fiable? Según la Wikipedia (ya que estábamos con ella) hay unas normas básicas en cuanto a sus fuentes fiables. Normas básicas que dicen que los artículos deben utilizar principalmente fuentes fiables, independientes y publicadas, que las fuentes deben respaldar directamente la información aportada, que las fuentes deben tener una buena reputación y que dichas fuentes deben estar disponibles. Y dichas fuentes pueden ser primarias, secundarias y terciarias, publicaciones especializadas, prensa generalista…  pero no autopublicaciones (libros autopublicados, fanzines, páginas webs personales, blogs, foros de discusión, redes sociales…)

Bueno, eso es lo que considera Wikipedia a la hora de redactar sus artículos y conseguir sus fuentes. Recomendaciones que pueden ser aplicadas como norma a la hora de realizar un trabajo. Pero, ¿y qué hacemos con nuestras búsquedas en Google? ¿No son fiables si son enlaces a blogs o páginas web? Sí, son fiables hasta que no descubras lo contrario… aunque casi mejor al revés: no son fiables hasta que no compruebes su fiabilidad / veracidad.

Está claro que la información que encontramos por Google cuando queremos hacer un trabajo hay que cogerla con pinzas. No basta con quedarse con la primera búsqueda realizada, el primer resultado que se muestra y hay que mirar más allá de la primera página de resultados. Sobre todo hay que fijarse en el medio que publica dicha información, su autor, si el contenido se ajusta a lo que se busca…

El bibliotecario evoluciona hacia los datos y los activos digitales

7 Abril, 2015 at 08:01

El lento crecimiento de puestos en bibliotecas hace que la competencia por ellos sea cada vez más grande. Son muchos los expertos que predicen que el sector de la Biblioteconomía y la Documentación crecerá a un ritmo más lento entre 2012 y 2022. Los profesionales de las bibliotecas cada vez tienen mayor formación para poder optar a esos puestos de trabajo. La competencia se dispara y los beneficiados son claros: usuarios y sector profesional.

Futuro bibliotecario

La infografía creada por el Master of Management in Library and Information Science online de la USCMarshall habla de ese futuro de la profesión. La verdad es que está enfocada en Norteamérica, pero extrapolable a nuestro país… si no es ahora, quizás dentro de unos años así lo sea.

En dicha infografía se habla de los salarios de los distintos puestos de trabajo que hay en la biblioteca, de los estados donde más se cobra por puesto, de la influencia de los lectores de libros electrónicos en el sector, de cómo los smartphone dan forma a la biblioteca del futuro (el 35% de los americanos dice que es muy probable que use materiales de la biblioteca vía aplicaciones del smartphone y el 34% dice que es muy probable que use aplicaciones de smartphone de geolocalización para localizar materiales de la biblioteca)… y del futuro de los puestos de la biblioteca y los nuevos puestos que irán creciendo. Nos centraremos en estos dos últimos aspectos.