Los Archivos se acercan a los jóvenes a través de programas educativos

25 enero, 2018 at 08:07

Los Archivos preservan, dan acceso y difunden el conocimiento. Nuestra Historia está escrita y documentada en ellos. Son realmente necesarios para todos nosotros: enriquecen nuestro conocimiento, protegen nuestros derechos y contribuyen al desarrollo de nuestra responsabilidad como ciudadanos, entre otras cosas. Ahora bien, ¿por qué asimilar los Archivos a un público adulto?

Los más jóvenes deben familiarizarse con el mundo de los Archivos

Enseñar lo que es un Archivo a un público adulto está muy bien, es más, es un acto de responsabilidad de las instituciones para con la sociedad. Pero, ¿por qué esperar a enseñar lo que es un Archivo a personas que son adultas? ¿No se estaría perdiendo tiempo en mostrar su importancia y utilidad para dichas personas? Es por eso por lo que hoy os queremos acercar unos cuantos programas y actividades educativas iniciadas desde distintos Archivos y dirigidas al público más joven. Desde pequeños que inician su etapa estudiantil en colegios (Educación Infantil) hasta mayores que ya se encuentran en su última etapa (Universidad), y por supuesto pasando por las etapas educativas intermedias (Educación Primaria, Secundaria y Bachillerato).

Y es que los más jóvenes deben familiarizase con el mundo de los Archivos, sus documentos y colecciones. Saber lo que son, qué se van a encontrar en ellos y cómo deben utilizarlos. Es por eso por lo que hay Archivos que buscan formar desde pequeños a los ciudadanos y mostrar la responsabilidad e importancia de estos en la sociedad. A continuación, os dejamos con los programas educativos en el Archivo Municipal del Ayuntamiento de Málaga, los programas didácticos del Archivo Municipal de Burgos y las actividades educativas en el Arxiu Municipal de Barcelona.

El desarrollo del pensamiento crítico es una de las mejores enseñanzas a dar a los jóvenes

11 abril, 2017 at 08:07

Está en nuestras manos el dotar a los más jóvenes del pensamiento crítico necesario ante la información que les pueda llegar, e incluso ante la vida misma. Y es que trabajar dicho pensamiento crítico en los más jóvenes es una tarea fundamental para su desarrollo personal y formativo. El objetivo final es que los jóvenes sean capaces de tener su propia opinión con respecto a un tema y valoren previamente los pros y contras del mismo. No es un trabajo fácil, pero sí muy necesario. Trabajo en el que la motivación es una excelente vía para enriquecer su pensamiento crítico a través de distintos planteamientos e interrogantes.

Solo el 2 de alumnos saben seleccionar información relevante en Internet

El pensamiento crítico es un proceso que se propone analizar, entender o evaluar la manera en la que se organizan los conocimientos que pretenden interpretar y representar el mundo, en particular las opiniones o afirmaciones que en la vida cotidiana suelen aceptarse como verdaderas. [Wikipedia]

Hay varios indicios que indican la necesidad del pensamiento crítico en los jóvenes. Indicios en forma de estudios como el elaborado por la consultora Nielsen Norman que revela que los niños tienen graves dificultades para diferenciar los contenidos informativos y de entretenimiento de los “banners” publicitarios cuando navegan por Internet. Por no hablar de la investigación realizada por académicos de Stanford y que dice que los nativos digitales no saben juzgar la credibilidad de una fuente, identificar la autoría de una información o comprobar si el perfil de Facebook o Twitter que publica un mensaje está verificado o es un ‘fake’… o el estudio de la International Association for the Evaluation of Educational Achievement (IEA) y que dice que solo alrededor del 2% de los alumnos del mundo desarrollado llegan a saber seleccionar en Internet las informaciones relevantes de las que no lo son. Es decir, solamente ese 2% son los que demuestran tener pensamiento crítico.

Desarrollo del pensamiento crítico al que habría que sumar, sin duda, un trabajo intensivo en alfabetización informacional en edades tempranas desde las escuelas y sus bibliotecas escolares. Pero no solo las escuelas y las bibliotecas (también las públicas) son importantes en este proceso de aprendizaje, también lo son las familias tal y como comentamos ya en el post “Todos somos responsables de la creación del hábito de lectura en los más jóvenes”.

Todos somos responsables de la creación del hábito de lectura en los más jóvenes

20 enero, 2017 at 08:06

La lectura es muy importante en la vida de las personas. Ella ayuda a crear sociedades formadas e informadas. Ahora bien, crear el hábito lector a esas personas debe empezar desde una edad temprana… y el hogar, la escuela y la biblioteca tienen un papel fundamental en hacer que los jóvenes adquieran el gusto lector. Todos somos responsables del futuro de los más pequeños y debemos tratar de adoptar medidas para que ellos, el día de mañana, tenga una sólida preparación personal y profesional.

El hogar, la escuela y la biblioteca son muy importantes para adquirir el gusto por la lectura

La familia, los profesores y los bibliotecarios son de suma importancia. Son las personas que les van a dar, guiar y orientar por los libros y la lectura… y las que van a hacer que adquieran ese hábito lector tan necesario y que cuenta con múltiples beneficios. Son de vital importancia tanto los profesores que les enseñan y apoyan en sus distintas etapas lectoras, como la familia que refuerza lo aprendido y crea espacios de lectura en casa, como los bibliotecarios que les sugieren libros y animan a que lean. Todos deben formar una cadena resistente e irrompible por el bien de los jóvenes, por el bien de la sociedad del futuro.