Los libros de Harry Potter y ‘El cuento de la criada’ entre los 10 libros más censurados en las bibliotecas de EE.UU.

5 mayo, 2020 at 08:06

Seguro que JK Rowling y Margaret Atwood nunca se imaginaron que alguno de sus libros estaría entre los más censurados en las bibliotecas. Que sepan que las bibliotecas tampoco. Ni de sus libros ni de otros. Y es que la archiconocida serie de libros de Harry Potter y El cuento de la criada se encuentran entre los diez libros más censurados y cuestionados en Estados Unidos. El primero por sus referencias a la hechicería, maldiciones y personajes perversos, y el segundo por obscenidad, vulgaridad y alusiones sexuales. Como bien indica la American Library Association, «el camino a la libertad de leer comienza en la biblioteca».

Los 10 libros más censurados en las bibliotecas de EEUU en el año 2019

La American Library Association condena la censura y trabaja para asegurar el libre acceso a la información. Cada año, la Oficina de Libertad Intelectual (OIF) compila una lista de los 10 libros más censurados con el fin de informar al público sobre la censura en las bibliotecas y escuelas. Las listas se basan en la información de las historias de los medios de comunicación y los informes voluntarios enviados a la OIF por las comunidades de todo EE.UU.  La lista de libros es solo una instantánea de los desafíos a los que se enfrentan los libros. Las encuestas indican que entre el 82 y el 97 % de los desafíos de libros (solicitudes documentadas para retirar materiales de las escuelas o bibliotecas) no se reportan y no salen en los medios de comunicación.

¿Aún queda alguna duda sobre si las bibliotecas son o no imprescindibles para la ciudadanía?

28 abril, 2020 at 08:07

Las bibliotecas han cerrado sus puertas físicas, pero no sus puertas digitales. Estas siguen funcionando gracias al gran trabajo del personal bibliotecario confinado en sus casas por las medidas adoptadas por la COVID-19. En estos días hemos querido acercarnos a las bibliotecas y a sus profesionales, especialmente a los de las bibliotecas municipales andaluzas, para saber cómo estaban y conocer de primera mano qué estaban haciendo para llegar a toda la ciudadanía. Como podéis imaginar no nos han defraudado. Son muchas las acciones que están llevando a cabo en estas semanas, la gran mayoría virtuales. Sencillamente, son maravillosas por todo el trabajo que realizan dentro de la complejidad que estamos viviendo.

Ya en las XIX Jornadas bibliotecarias de Andalucía celebradas en Huelva, el lema fue «Biblioteca social, bibliotecas y sociedad». La Asociación Andaluza de Bibliotecarios (AAB) consideraba, por aquel entonces, octubre de 2017, que la función social de las bibliotecas era un tema candente que debería ser abordado en nuestra profesión. Y antes de pasar a comentar todo el maravilloso trabajo de las bibliotecas de Andalucía, queremos agradecer la disponibilidad de todos aquellos profesionales que han hablado con nosotros y que nos han contado sus experiencias. Nuestra más sincera enhorabuena por la labor que estáis haciendo.

Los retos del sector cultural ante la transformación digital. ¿Inversión o gasto?

7 abril, 2020 at 08:01

¿Cómo afecta la transformación digital a las organizaciones? ¿Cuáles son los retos presentes y los desafíos futuros a los que se enfrentan? Este artículo pretende abordar esta problemática y poner especial énfasis en aquellas organizaciones que se encuentran en el sector cultural dentro de la Administración Pública, como son las Bibliotecas, Archivos y Museos. Para ello se analizará el informe Fesabid «Las bibliotecas públicas en España: diagnóstico tras la crisis económica» y el informe de Esade «Administración 2030: Una visión transformadora. Propuestas para la próxima década».

La implicación del personal bibliotecario ha sido y es admirable

La Administración Pública actual en España está sometida a tensiones con diferentes variables que la están afectando a las demandas por parte de los ciudadanos y también al modelo de interacción entre las mismas, debido fundamentalmente a distintas razones como pueden ser:

  1. El envejecimiento progresivo de la población, y en consecuencia de los profesionales de la administración que también tienen una tasa de envejecimiento y no reposición preocupante. Entre el 2000 y el 2025 la población de más de 80 años se habrá triplicado.
  2. La atomización de la cosa pública que muchas veces dificulta encontrar un camino simple y ágil para tratar al ciudadano con la administración, haciendo que todas las listas de múltiples administraciones concentren en una única voz la posibilidad de interactuar con el ciudadano.
  3. La creciente demanda de los servicios públicos siendo los ciudadanos cada vez más exigentes, y también el aumento de los desequilibrios entre los ciudadanos y las administraciones que les dan servicio.

Profundizando en el sector de la Cultura, he seleccionado la parte que corresponde al mundo de las Bibliotecas, Archivos y Museos, el cual sufrió un mayor impacto a nivel de desinversión y disminución en los Presupuestos Generales del Estado entre los años 2010 y 2016. De hecho, de acuerdo al informe Fesabid sobre las Bibliotecas Públicas, varios son los datos que llaman la atención y demuestran este impacto:

Los 8 puntos de la declaración de la ICOLC sobre la pandemia mundial COVID-19 y su impacto en los servicios y recursos de la biblioteca

19 marzo, 2020 at 08:01

La pandemia mundial COVID-19 ha modificado toda actividad social, educativa, económica y cultural, centrando todos los esfuerzos en la actividad sanitaria. Las bibliotecas se encuentran en un periodo de incertidumbre, como el resto de personas y organizaciones, y centran sus funciones y actividades hacia los recursos y servicios digitales. Porque, y como ya os comentamos, las bibliotecas cierran sus puertas al público, pero sus profesionales siguen trabajando gracias a Internet.

Las bibliotecas se encuentran en un periodo de incertidumbre, y centran sus funciones y actividades hacia los recursos y servicios digitales

En medio de toda esta paralización, las bibliotecas tienen el deber y el compromiso de seguir siendo útiles, necesarias e imprescindibles para las personas como facilitadoras de contenido que pueda ser transformado en conocimiento. Es por eso por lo que la Coalición Internacional de Consorcios de Bibliotecas (ICOLC) ha realizado una declaración sobre la pandemia mundial COVID-19 y su impacto en los servicios y recursos de la biblioteca. El objetivo principal es que los proveedores de contenidos eliminen restricciones de uso y abran libremente la información de sus bases de datos, con especial atención a aquella que trate sobre el coronavirus.