Los 25 servicios digitales que se ofrecen desde las bibliotecas

17 mayo, 2018 at 08:00

La tecnología e Internet han irrumpido con fuerza en las bibliotecas. Su capacidad de adaptación ha hecho que se ofrezcan experiencias mejoradas a los usuarios de las mismas. Se puede decir que sus integraciones han marcado un hito en el mundo de las bibliotecas, y han favorecido a complementar y adaptar tanto contenidos como servicios tradicionales, así como crear nuevos servicios y recursos.

Catálogo de servicios digitales en las bibliotecas

El Grupo de Trabajo Estratégico del Catálogo de Servicios Digitales (Consejo de Cooperación Bibliotecaria) ha elaborado un completo informe con los distintos servicios que se ofrecen desde las bibliotecas (públicas, escolares, académicas, especializadas…) gracias a la tecnología y a través de Internet.

La entrada de la tecnología e Internet en nuestras vidas ha provocado una reorientación de las bibliotecas complementando sus contenidos y servicios tradicionales, o bien creando nuevos.

Dicho trabajo ha sido coordinado por Jordi Serrano-Muñoz (Universitat Politècnica de Catalunya), y han participado en su elaboración Marta Natividad Martínez (Unidad Técnica de Coordinación, Subdirección General del Libro Bibliotecas de la Comunidad de Madrid), Nuria Díaz Barro (Biblioteca Pública del Estado en Soria) y María Prego (Biblioteca del Museo del Traje).

Dicho documento está orientado tanto a las bibliotecas como a los usuarios finales de las mimas, quizás haya un mayor énfasis en estos últimos. Su redacción se dirige a los lectores y usuarios de las mismas a través de un lenguaje claro y directo. Sin duda que una muy buena forma de acercar más aún las bibliotecas a las personas. Antes de dar paso a los distintos servicios digitales de las bibliotecas recogidos en el catálogo, nos gustaría destacar está recomendación que se hace en la introducción:

Observarás querido lector que, en muchos casos, disponer del carné de la biblioteca incluye muchas más prestaciones; si no lo tienes, acércate virtual o presencialmente a tu biblioteca y no olvides llevarlo siempre encima o en tu smartphone. Con él, todo son ventajas.

¿Cómo puedo hacer que mi biblioteca compre un material que me interesa?

9 mayo, 2018 at 08:03

En ocasiones cuando consultamos el catálogo de la biblioteca nos damos cuenta que no disponen de ese libro que queríamos leer o esa película que nos gustaría ver. Puede que sean títulos bastante novedosos o que simplemente no estén en la colección. También es posible que sea un título muy demandado y tenga una lista de reserva tan amplia que el tiempo de espera sea demasiado largo. ¿Qué hacer en esos casos?… la respuesta tiene nombre: Desiderata.

AbsysNet permite que los usuarios identificados en el opac realicen sugerencias de compra

Una desiderata es una petición que los usuarios hacen a la biblioteca para que adquiera fondos de los que no dispone. Una vez realizada la solicitud el Departamento de Adquisiciones valorará la pertinencia o no de tramitarla, según la política de adquisiciones de la biblioteca. En el caso de que se adquiera el material se avisará al usuario, una vez procesado, de su disponibilidad.

AbsysNet permite que los usuarios identificados en el opac realicen sugerencias de compra, siempre que la biblioteca tenga habilitada esta posibilidad. Veamos a continuación cómo añadir las desideratas en el opac de AbsysNet.

Las 10 comunidades autónomas con mayor porcentaje de socios de bibliotecas

7 mayo, 2018 at 08:06

En España hay un total de 6.636 bibliotecas, entendiendo biblioteca como “unidad administrativa con capacidad propia y gestión técnica y administrativa independiente”. Esto supone que hay un 1,2% menos bibliotecas que en la anterior edición de las estadísticas que cada dos años publica el Instituto Nacional de Estadística.

En España hay un total de 6.636 bibliotecas

Las comunidades autónomas donde se observaron los mayores descensos en el número de bibliotecas respecto a 2014 fueron Comunidad Valenciana, Castilla – La Mancha y Canarias con una disminución de 35, 25 y 14 bibliotecas, respectivamente. Por el contrario, los mayores aumentos se dieron en Comunidad de Madrid (18 bibliotecas más), Cataluña (9 más) y País Vasco (6 más).

De esas 6.636 bibliotecas, hay en España 1 biblioteca nacional, 4.035 bibliotecas de acceso público, 2.095 bibliotecas especializadas, 300 bibliotecas de instituciones de enseñanza superior, 198 bibliotecas para grupos específicos de usuarios y 7 bibliotecas centrales de comunidades autónomas.

Ahora bien, ¿cuántos socios hay en dichas bibliotecas? En total hay 22,26 millones de personas socias de bibliotecas. De dicha cantidad, 17,75 millones es un público adulto y 4,51 millones es infantil. Esto quiere decir que el 47,9% de la población española es socia de alguna biblioteca.

Sería “injusto” hacer un ranking por número de socios de bibliotecas. Hay comunidades autónomas con un gran número de habitantes en comparación con otras. Así que… ¿por qué no hacer un ranking con los porcentajes de socios? A través de los porcentajes se equilibran las fuerzas entre unas comunidades y otras. A continuación, podéis ver los resultados… y algunos datos más sobre cada una de las distintas comunidades autónomas, como por ejemplo el número de bibliotecas que tiene o el número de visitas que reciben anualmente las bibliotecas de dicha comunidad.

En EE.UU. se prohíben los libros antes que las armas

27 abril, 2018 at 08:03

Los libros son más poderosos que las armas. Quizás por eso, en algunos países como en EE.UU., se prohíben. Prohibición que trata de silenciar historias, debates y discusiones. Como cada año, la ALA da difusión a los libros más censurados en EE.UU. Porque la censura alcanza su éxito cuando nadie habla de ella.

Moms Demand Action Little Red riding hood

Ahora bien, ¿por qué en EE.UU. se prohíben los libros antes que las armas?… ¡Por la protección de los niños y de las personas!, como bien dice la imagen superior fruto en una campaña contra las armas llevada a cabo por la plataforma Moms Demand Action. Por cierto, dicha campaña hacía referencia a un libro en concreto: Caperucita Roja. ¿Y por qué se prohibió? Por llevar una botella de vino en la cesta para su abuela. Otras prohibiciones que fueron denunciadas en dicha campaña hacían referencia a jugar al balón prisionero (porque podía fomentar al bullying) o los huevos Kinder (porque podían suponer riesgo de asfixia para los más pequeños).

Según datos de la ALA, entre el 82 y el 97% de los libros no se reportan y se retiran directamente de las estanterías públicas sin previo aviso o información al respecto en el año 2017. La Oficina para la Libertad Intelectual de la ALA recibió un total de 354 avisos de retirada de materiales en bibliotecas, escuelas y universidades. Dichos avisos implicaban a un total de 491 materiales, de los cuales 416 eran libros.