Lleva el carné de la biblioteca siempre contigo en tu dispositivo móvil

1 octubre, 2014 at 08:40

El pasado 16 de septiembre Natalia Arroyo publicaba en Iwetel el ThinkEPI “Tres maneras de llevar el carnet de la biblioteca en el móvil” y desde Baratz nos propusimos recuperar esa vieja idea y trabajar para incorporarla en el MOPAC de absysNet 2.1.

Hard Work (Vicios I) by Eneas De Troya (user: eneas)

Nosotros también habíamos pensado alguna vez que el móvil, además de servir para reforzar la conexión virtual o digital de la biblioteca y sus usuarios, podría servir también para facilitar la prestación de servicios presenciales y la identificación era una de esas posibles funciones.

Una emulación en el móvil del carné de la biblioteca, puede ser una muy buena forma de aportar valor a los usuarios de las bibliotecas, que podrían identificarse  sin necesidad de tener que llevar siempre con uno mismo el carné de la biblioteca… o dicho con otras palabras: los lectores pueden ir a la biblioteca siempre preparados (e identificado) con el carné en su dispositivo móvil.

En el ThinkEPI publicado por Natalia habla del ahorro de espacio en la cartera y la reducción de posibilidades de extravío u olvido. En él se presentan tres soluciones para llevar el carné siempre en el dispositivo móvil:

  1. Hacer un duplicado del código de barras a través de las aplicaciones móviles como RedLaser, CardStar o KeyRing.
  2. Crear una versión digital del carné en formato PKPass y gestionarlo con aplicaciones tipo PassBook (iOs) o PassWallet (Android).
  3. A través de la tecnología NFC, que es capaz de transmitir información entre dos dispositivos a corta distancia.

Se prevé que para el 2018 el tráfico de Internet llegue a 1,6 Zettabytes

7 julio, 2014 at 08:28

En el año 2018 el tráfico de Internet llegará a 1,6 Zettabytes… una gran cifra si la comparamos con los 1,3 Zettabytes que fueron generados a nivel mundial entre 1984 y 2013. Así nos lo hace saber, a través de un comunicado de prensa, CISCO, y que “culpa” de este crecimiento a un aumento del número de usuarios de Internet y de dispositivos, también a mayores velocidades de banda ancha y mayor número de visualizaciones de vídeos.

Global IP traffic growth

Otros datos que predicen para ese 2018 son:

  • Los dispositivos móviles y portátiles impulsarán la mayoría del tráfico en 2018.
  • Por primera vez habrá mayor tráfico vía WiFi que por cable. El WiFi y los dispositivos conectados generarán el 76% del tráfico de Internet en 2018.
  • Se espera que el tráfico global mensual sea de 132 Exabytes, o lo que es lo mismo: 4,5 billones visualizaciones de vídeos en Youtube o 940 cuatrillones de mensajes de texto.
  • El vídeo será ocupará un 79% de todo el tráfico IP en 2018, frente al 66% que ocupó en 2013.
  • En 2018 habrá 2,7 dispositivos conectados en red por habitante, frente a los 1,7 que había en 2013.

Bibliotecas tecnológicas y digitales en un futuro no muy lejano

25 junio, 2014 at 08:08

El pasado 18 de junio tuvimos el placer de asistir, tanto de manera presencial como virtual gracias al streaming, a la conferencia de Javier CelayaTendencias en modelos de préstamo digital en bibliotecas: Cómo fomentar la demanda de préstamo de ebooks”, organizada por la Red Pública de Lectura de Euskadi, celebrada en Vitoria, con motivo de su décimo aniversario.

Conferencia sobre el préstamo online de libros digitales

En el siglo XXI las bibliotecas no solo seguirán prestando sus actuales servicios con vocación pública, sino que además se convertirán en un lugar muy importante de descubrimiento, préstamo, subscripción y compra (sí, compra) de  todo tipo de contenidos digitales (ebooks, música, cines, videojuegos, apps, etc.). En este contexto de transformación, las bibliotecas deberían asumir un mayor protagonismo en el proceso de redefinición de los modelos de relación con las editoriales para garantizar sus intereses y su papel en la sociedad digital. Este proceso no debe plantearse como una confrontación entre las partes sino como una negociación entre pares, ya que editores y bibliotecarios tendrán que aceptar que los modelos anteriores han quedado obsoletos. [Texto extraído de: “Descubriendo nuevos modelos de préstamo digital en bibliotecas” de Javier Celaya]

En dicha conferencia Celaya nos habló de la biblioteca digital como una biblioteca infinita basada en la intangibilidad del formato electrónico. Bibliotecas digitales cada vez más importantes por la proliferación de dispositivos electrónicos (los cuales están cambiando nuestra forma de leer contenidos) e Internet, el cual nos brinda una nueva forma de descubrir libros, ocio, cultura…

Las bibliotecas no son inmunes a esta transformación social / digital. Transformación en la cual no hay que tener miedo y donde el ensayo / error parece una buena fórmula para asumir el nuevo papel digital de las bibliotecas. Reto al cual se enfrentan las bibliotecas y donde hay unas 16 millones de personas usuarias de bibliotecas que confiesan que les gusta leer, por lo tanto ese sería el público al que habría que llegar… aún teniendo en cuenta que “los lectores digitales los tienen perdidos las bibliotecas y los lectores analógicos mayores no quieren pasarse al formato digital”, según se escuchó en una intervención desde el público asistente a la conferencia.

La biblioteca debe olvidarse de los lotes preestablecidos con libros que no van a ser utilizados o consultados por sus usuarios (de hecho Javier Celaya señala que el 65% de los libros de dichos lotes nunca se utilizarán), siendo de vital importancia que sean los propios lectores y bibliotecarios los que decidan el catálogo de la biblioteca digital. De hecho serían las propias bibliotecas las que deberían liderar esta redefinición de modelos, y no los agregadores de contenidos a plataformas, prestando especial atención a la posibilidad de añadir libros autoeditados y contenidos locales en las bibliotecas digitales. Además habría que tener en cuenta que el factor humano es esencial en las plataformas digitales siendo la tecnología utilizada de gran ayuda para el bibliotecario, el cual será el que decida los libros que debe haber en dicha plataforma (como se ha comentado anteriormente) y prescriptor de títulos a sus usuarios. Otro aspecto a tener en cuenta es que el préstamo interbibliotecario desaparecería entre bibliotecas integrantes de una misma plataforma.

Protección de la privacidad versus servicios al usuario

15 enero, 2014 at 08:45

La única forma cien por cien legal de poder almacenar el histórico de préstamos de un lector es que se utilice la fórmula que la propia LORTAD propone, que es desarrollar una ley o normativa específica que contemple la conservación de esos datos y describa las condiciones y limitaciones.

El problema es que para los datos del histórico personal de préstamos nadie ha legislado en España al respecto. Hay algún país europeo, como Bélgica, en el que, aunque están sometidos a la misma directiva europea que nosotros, han utilizado la posibilidad que esta misma propone, que es desarrollar una normativa específica para amparar esta conservación de datos con una serie de limitaciones.

Seguridad datos

La postura de Baratz en el desarrollo de sus productos integrales de gestión de bibliotecas (Absys y absysNET) en cuanto a la conservación del histórico de préstamos siempre ha sido restrictiva desde la aparición de esta normativa. Esta postura no se adoptó porque fuera técnicamente compleja la conservación de los datos personales, ya que Absys lo guardaba en sus primeras versiones, sino por una cuestión legal, a raíz de una serie de informes jurídicos solicitados tanto a nuestros abogados como a los servicios jurídicos del Ministerio de Cultura.