43 datos culturales a tener en cuenta sobre libros, lectura y bibliotecas en España

19 octubre, 2022 at 08:05

El sector cultural está formado por muchos y variados ámbitos: cine, música, televisión, museos, artes escénicas… y, también, por libros, lectura y bibliotecas. En ocasiones estos últimos son los grandes olvidados, pese al beneficio directo que aportan a la ciudadanía en cuanto entretenimiento cultural, autoaprendizaje y acceso a la información de manera libre y gratuita. Sin lugar a dudas que su apoyo y difusión tendría que ser incuestionable para crear sociedades formadas e informadas. 

Libros, lectura y bibliotecas

Ahora bien, para saber en el punto en el que nos encontramos hace falta analizar y pulsar la utilización que hacen las personas de los diferentes servicios culturales. Esto, además de para conocer en consumo cultural y conocer mejor a la sociedad, facilitará la toma de decisiones en cuanto a la inversión en aquellos ámbitos que mejor funcionan y tratar de revitalizar aquellos a los cuales se les puede sacar un mayor partido (por ejemplo, a las bibliotecas). Y en este punto nos gustaría destacar una interesante radiografía en la que se muestra y analiza la evolución del sector cultural español: la «Encuesta de Hábitos y Prácticas Culturales en España 2021-2022» que ha publicado el Ministerio de Cultura y Deporte. Un estudio que arroja interesantes resultados sobre la progresiva recuperación de la cultura y del consumo cultural en cuanto a su utilización y vuelta a la presencialidad.

La finalidad del proyecto es múltiple, por una parte, evaluar la evolución de los principales indicadores relativos a los hábitos y prácticas culturales de los españoles; y, por otra, profundizar en otros aspectos relevantes en el ámbito cultural, especialmente en lo que respecta a los consumos culturales. 

7 ejercicios para hacer durante la lectura

20 julio, 2022 at 08:45

La lectura es una de esas actividades que se pueden realizar, casi, en cualquier momento. Pese a su posible complejidad, el ejercicio físico puede ser una de esas situaciones anormales en las que poder leer un libro. Ya que la salud mental es tan importante como la física, ¿por qué no combinar ambas? Y es que la lectura se presenta como la actividad perfecta para activar la mente mientras se hacen repeticiones.

Ejercicios para hacer durante la lectura

Bien es cierto que hay ejercicios y ejercicios para mantener la forma. Por ejemplo, en ejercicios como correr en el parque va a ser prácticamente imposible tanto hacer un buen entrenamiento como una buena lectura. Digamos que esta combinación puede superar el grado de adicción a la actividad deportiva y a la lectura. No obstante, para estos casos (el de correr) es recomendable la escucha de audiolibros. Ahora bien, hay otros ejercicios más estáticos que sí van a permitir la combinación del entrenamiento y la lectura para mantener la forma física y mental. Como, por ejemplo, el ejercicio en bicicleta estática, el yoga o la tonificación de piernas en el suelo. Otra cosa será si el «sufrimiento físico» va a permitir que el libro reciba la atención debida.

Las 10 claves de éxito de un Plan Local de Lectura

9 junio, 2022 at 08:03

La lectura facilita el desarrollo personal, cultural, profesional y social de las personas. Se puede decir que es una de las acciones más importantes que adquirimos en la infancia y que nos acompañan a lo largo de la vida. Y es que la lectura, y una buena competencia lectora, nos facilita adquirir conocimiento, formar parte activa en la vida pública de la comunidad, desarrollar habilidades profesionales y mantenerlas actualizadas, y acceder al placer de la lectura de manera individual y colectiva.

Plan Local de Lectura

Hay etapas en la vida en las que abandonamos la lectura por falta de tiempo, interés o recursos. Es ahí donde deben aparecer las instituciones locales y agentes colaboradores para facilitar los medios que propicien que la comunidad no se quede estancada y tenga disponibilidad para acceder a los libros y a su lectura. Proponer un plan de lectura a nivel local que proporcione estímulos y propuestas culturales, y que cuente con los recursos humanos y materiales imprescindibles para fomentar la lectura.

Incrementar los índices de lectura de una comunidad y mejorar la competencia lectora de sus miembros contribuye a generar una sociedad más avanzada desde el punto de vista social, cultural y económico. Considerar la lectura como una tarea colectiva y transversal e invertir en ello ayuda a crear una sociedad más cohesionada, más innovadora y más equilibrada socialmente, ya que favorece el pensamiento crítico, la igualdad de oportunidades, los mejores resultados académicos y un mayor disfrute de la cultura. Así lo demuestran estudios sociológicos y lo promueven organismos oficiales.