Pautas que las bibliotecas deben tener en cuenta para ofrecer sus servicios a personas con dislexia

14 marzo, 2019 at 08:05

La dislexia es una dificultad en el aprendizaje que afecta al 15 % de la población mundial según el National Center of Learning Disabilities. Las bibliotecas no deben olvidar a estas personas y cumplir con uno de sus objetivos principales: el acceso a la información, por lo que la lectura es de vital necesidad para reducir los riesgos de exclusión social. Es por ello por lo que la IFLA ha elaborado una guía para proporcionar una serie de recomendaciones cuya finalidad es otorgar servicios bibliotecarios de calidad a las personas con dislexia.

Biblioteca el 15 por ciento de la población sufre dislexia

La «Guía de servicios bibliotecarios para personas con dislexia – Revisada y ampliada» define a la dislexia como «un trastorno de base neurológica que interfiere en la adquisición y el procesamiento del lenguaje; por lo tanto se caracteriza por problemas en la lectura, ortografía, escritura, habla y/o escucha, lo que inhabilita para aprender a leer o escribir correctamente, sin importar la inteligencia o el esfuerzo».

La propia guía facilita una serie de características comunes del lector con dislexia, aunque este grupo de personas no puede ser considerado como un grupo homogéneo. Entre las características destacan que (1) leen despacio, (2) tienen que leer dos o tres veces ciertas palabras y pasajes, (3) tienen cierta tendencia a perderse en la página y, por tanto, tienen que buscar la frase que estaban leyendo, y (4) ponen mucho esfuerzo en leer palabra a palabra y, por lo tanto, no captan el sentido del texto.

Los 5 actores principales para conseguir personal de biblioteca altamente cualificado

18 junio, 2018 at 08:03

El desarrollo profesional continuo de los profesionales es esencial para la buena salud de las organizaciones en las que trabajan. Bibliotecas, archivos, centros de documentación o empresas, entre otras, precisan del buen hacer de los profesionales de Información y Documentación. Pero vivimos en un mundo donde la evolución de la tecnología y la evolución de la información hacen más que necesaria una continua adaptación profesional. Por eso es imprescindible que estos profesionales estén implicados en su necesidad formativa permanente para ampliar sus conocimientos y habilidades.

El desarrollo profesional continuo es esencial para el personal de biblioteca

Pero bibliotecarios, archiveros, documentalistas y otros especialistas de la información no pueden ir solos en este camino. Necesitan el apoyo por parte de sus organizaciones (las cuales son las responsables del crecimiento profesional de sus trabajadores) y también de las asociaciones profesionales.  Además, se hace más que necesaria la motivación, la incentivación de la formación y que haya una amplia y variada oferta de cursos donde prime la calidad.

El documento “IFLA Guidelines for Continuing Professional Development: Principles and Best Practices” recoge los principales principios y buenas prácticas para el desarrollo profesional continuo de los profesionales del sector Información y Documentación. Dicho documento señala a cinco actores principales para conseguir profesionales altamente cualificados: aprendices / estudiantes, empleadores, asociaciones profesionales, profesores de Biblioteconomía y proveedores de formación.

Internet es un aliado de las bibliotecas para el acceso y difusión de la información

6 marzo, 2018 at 08:03

Puede que Internet marcase un antes y un después en las bibliotecas. Lejos de desaparecer, como auguraron algunos, se hicieron más fuertes al encontrar un gran aliado para el acceso y la difusión de la información, además de para construir nuevos puentes de contacto e interacción con las personas. Sin duda que las bibliotecas e Internet están llamados a entenderse y a trabajar en equipo.

Las Bibliotecas construyen puentes de contacto e interacción a través de Internet

 

Los miedos del principio ya quedaron atrás. Solamente quedan algunos retazos de desconocimiento por parte de personas que puede que no conozcan la función de las bibliotecas. Evelio Martínez plasmó su opinión sobre Internet y las bibliotecas en el post No será Internet quien mate a las bibliotecas públicas. En él se muestra confiado de la complementariedad y crítico con las personas que piensan que Internet acabará con las bibliotecas.

Y esas oportunidades de nuevo consumo se enmarcan en un clima social en el que lo nuevo y lo digital es venerado con los más rimbombantes adjetivos a costa de otras instituciones, como las bibliotecas, que son asociadas a imágenes más propias de otras épocas.

Los 8 objetivos de la biblioteca escolar en el proceso educativo

9 marzo, 2017 at 08:04

El éxito de los estudiantes también reside en la presencia y utilización de las bibliotecas escolares. Son éstas las encargadas de proporcionar información e ideas a su comunidad educativa, además de proporcionar las competencias necesarias para su aprendizaje y las encargadas de desarrollar su curiosidad e imaginación. Y es que las bibliotecas escolares, pese a quien le pese, son imprescindibles dentro de las instituciones educativas.

La biblioteca escolar es un elemento esencial de cualquier estrategia a largo plazo para alfabetizar, educar, informar y contribuir al desarrollo económico, social y cultural.

Las bibliotecas escolares son imprescindibles en los centros educativos

La UNESCO habla de la importancia de la biblioteca escolar en su manifiesto elaborado junto a la IFLA. Dicho manifiesto hace mención a la función de la biblioteca escolar en la enseñanza y el aprendizaje, a su misión, financiación, legislación y redes, a sus objetivos, a su personal y a su funcionamiento y gestión.

La biblioteca escolar ofrece servicios de aprendizaje, libros y otros recursos que permiten a todos los miembros de la comunidad escolar forjarse un pensamiento crítico y utilizar eficazmente la información en cualquier formato y medio de comunicación. Las bibliotecas escolares están conectadas con la vasta red de bibliotecas e información, de acuerdo con los principios del Manifiesto de la UNESCO sobre la Biblioteca Pública.