10 consideraciones sobre el futuro de la biblioteca

14 octubre, 2021 at 08:06

Nunca parece llegar el futuro de la biblioteca, pero cada día que pasa forma parte de él. Pensar el futuro, repensar presente y conocer el pasado es parte de la evolución bibliotecaria. Los tiempos cambian, al igual que la tecnología, las personas y los modos de acceso a la información. Mirar hacia ese futuro ayuda a que estas instituciones se adapten y sigan creciendo en utilidad y necesidad.

Futuro de la biblioteca

Desde Trànsit Projectes han realizado ese ejercicio de mirar más allá del día a día bibliotecario, y cuyo resultado final es un interesante decálogo sobre el futuro de la biblioteca. Un futuro donde la innovación analógica y digital se unen en perfecta armonía, y donde las bibliotecas seguirán facilitando datos e información sin importar el medio con el objetivo de propiciar la generación de conocimiento. Un futuro donde gana importancia la tecnología, pero cuyo eje central son las personas, profesionales y comunidades que las van a utilizar.

¿Sabes cuáles serán los soportes futuros para almacenar información?

6 octubre, 2016 at 08:01

Es difícil contestar a esta pregunta porque muchas veces miramos al futuro únicamente con la información que manejamos en el presente. De primeras podríamos decir que toda la información estará guardada en la nube. En grandes servidores que nos diesen acceso a toda nuestra información en cualquier momento y lugar, cosa que ya pasa en el presente. Pero hay algo en lo que no reparamos al contestar a esta pregunta, y es que hay investigadores que le quieren dar una vuelta de tuerca al tema del almacenamiento de la información y piensa en otros materiales que harán que en menos espacio se pueda guardar muchísima más información.

En el futuro se almacenará la información en átomos, ADN y cristales

Y es que los soportes para guardar de información cambian cada pocos años, y con ellos llega la revolución tecnológica. Por poner un ejemplo, antes todos los ordenadores llevaban disquetera para poder leer la información contenida en los disquetes. Luego los ordenadores introdujeron los lectores de CDs y de DVDs, los cuales estuvieron conviviendo unos años con la disquetera hasta que desapareció por completo. Ahora han pasado a mejor vida los lectores de CDs y de DVDs con los sistemas de almacenamiento que se conectan por USB y por el almacenamiento en la nube. ¿Y quién reemplazará al almacenamiento externo por USB y al almacenamiento en la nube?

Pues desde hace años hay varios grupos de investigadores, y grandes universidades y empresas, que buscan el soporte para guardar la información en el futuro. Un soporte que sea capaz de guardar mayor cantidad de información en el menor espacio posible. Un soporte que sea capaz de ser preservado durante años, siglos e incluso milenios. Estos investigadores quieren hacer que cualquier persona pueda tener toda su información en un átomo, en una secuencia de ADN o en cristales de cuarzo del tamaño de una moneda.

Las bibliotecas se han transformado para seguir siendo útiles y necesarias

12 enero, 2016 at 08:02

Las bibliotecas son un bien necesario… aunque haya gente que no lo sepa aún o no haya encontrado dicha necesidad todavía. De hecho, las bibliotecas son uno de los servicios públicos esenciales de los cuales la sociedad no puede prescindir. Servicio imprescindible por ser espacios democráticos e igualitarios, de libre acceso a sus recursos, que forman y apoyan a sus usuarios, que estimulan su curiosidad, su creatividad y la realización y consecución de sus ideas…

Transformación de las bibliotecas para la sociedad

Pero, ¿qué hacer con esas personas que no ven a las bibliotecas necesarias? ¿Cómo convencerlas de la necesidad de las bibliotecas en la sociedad?… Quizás lo que haga falta sea una mayor difusión para darle al mundo bibliotecario una mayor visibilidad de sus funciones, servicios y actividades. Una mayor información para mostrar lo qué hace y para quién lo hace.

Es por ello por lo que queremos hacernos eco de una campaña lanzada por la American Library Association (ALA) sobre la transformación que las bibliotecas pueden ejercer sobre las comunidades y sobre la sociedad en general. Dicha campaña quiere aumentar la conciencia pública sobre el valor, el impacto y los servicios prestados por las bibliotecas y sus profesionales.

La transformación de las bibliotecas con el paso de los años

Las bibliotecas se han ido transformando para estar al día con la tecnología, han sabido transformarse para evitar la sobrecarga de información para sus usuarios y comunidades, y han sabido transformase para crearles a ellos (usuarios) y ellas (comunidades) oportunidades en la vida y en su día a día.

Se han transformado para progresar y crear nuevas formas de ver lo que es una biblioteca: han creado laboratorios de aprendizaje, incubadoras de empresas, centros profesionales…

Las bibliotecas buscan su futuro en la adaptación a la sociedad y a la tecnología

26 mayo, 2015 at 08:17

Sin duda que las bibliotecas tienen futuro, y lo tienen porque en su día a día están trabajando en él. Las bibliotecas son entidades que se han adaptado con el paso de los años a la tecnología del momento y a los cambios sociales, se puede decir que la adaptación al cambio y la búsqueda constante de la innovación son pruebas que tienen superadas.

Bien es cierto que aún queda mucho trabajo y que cada biblioteca es un mundo por la tipología de usuarios que pueda tener, por la colección o espacios que tenga, o por su tecnología. También es un mundo porque no todo el personal que trabaja en las bibliotecas es igual. Hay personal que está más predispuesto al cambio y salir de esa zona de confort de la que tanto se habla.

Las bibliotecas buscan su futuro en la adaptación a la sociedad y a la tecnología

A las bibliotecas les queda un futuro lleno de lucha, trabajo, tecnología y puesta en valor del bibliotecario. Las bibliotecas son más que libros y lectura, son agentes dinamizadores de acciones culturales e intelectuales. Las bibliotecas no tienen miedo a la tecnología ni a lo digital, ya llevan años con ellos y hacen buen uso del “renovarse o morir”. Hicieron muy bien en elegir el camino de la renovación y el reciclaje continuo plasmado en la perfecta combinación de las ventajas tradicionales y las nuevas tecnologías.

Ahora solamente falta que sean valoradas y apreciadas como se merecen, como una organización y un bien indispensable para la sociedad. La voluntad política y la participación ciudadana, así como la búsqueda de alianzas con otras organizaciones, es clave porque su futuro depende en gran medida de ellos… ¡Hay que llamarles la atención!