Los distintos tipos de bibliotecas especializadas y sus posibles subdivisiones

16 julio, 2019 at 08:06

Las bibliotecas especializadas son bibliotecas que se concentran en una o en grupo de disciplinas particulares, y que además ofrecen servicios e información especializada a personas interesadas. Suelen estar integradas dentro de grandes organismos e instituciones, como por ejemplo empresas, hospitales, iglesias o ministerios. La misión de las bibliotecas especializadas consiste en asistir de manera rápida y eficaz las demandas informacionales de usuarios especializados en diferentes áreas del conocimiento, aprovechando la vinculación directa del bibliotecario con esa información. Ahora bien, ¿son todas las bibliotecas especializadas iguales? Claro que no.

Las bibliotecas especializadas son bibliotecas que se concentran en una o en grupo de disciplinas particulares

Se estima que en España hay más de 2.000 biblioteca especializadas, según datos recogidos por el Instituto Nacional de Estadística. 2.095 para ser más exactos. Sin duda que es una cifra más que destacable de bibliotecas. Entre todas ellas destacan las bibliotecas de instituciones religiosas, las bibliotecas archivos y museos, y las bibliotecas de asociaciones y colegios profesionales.

La Comisión Técnica de Cooperación de Bibliotecas Especializadas del Consejo de Cooperación Bibliotecaria (CCB) ha publicado recientemente dos documentos sobre la clasificación y tipología de las bibliotecas especializadas en España. Dicha comisión técnica tiene entre sus objetivos impulsar la cooperación entre los diferentes tipos de bibliotecas especializadas, además de estudiar y elaborar propuestas de mejora para ellas.

La familia de bibliotecas públicas del catálogo de la Comunidad de Madrid vuelve a crecer

11 julio, 2019 at 08:04

La unión hace la fuerza es la máxima que parece mover a la Comunidad de Madrid, al menos en lo que a las bibliotecas se refiere. Desde que en 2015 se diera el pistoletazo de salida al catálogo único con la integración de las bibliotecas que se gestionaban directamente por la Comunidad más las de los municipios de Alcalá de Henares, Alcobendas, Alcorcón, Getafe, Móstoles, San Fernando de Henares y Torrejón de Ardoz han pasado cuatro años en los que no han parado de unir bibliotecas. Hoy queremos hablaros de la última fase, hasta ahora, que se ha llevado a cabo.

El Catálogo de la Red de Bibliotecas Públicas de la Comunidad de Madrid incorpora más bibliotecas

La Comunidad de Madrid continúa sumando bibliotecas al catálogo regional y extendiendo el Carné Único de bibliotecas en toda la región. En esta fase de integración, dieciséis centros de quince municipios se adhieren al proyecto que suma ya 158 bibliotecas públicas, 85 escolares, 12 bibliometros, 13 bibliobuses y la Biblioteca Regional de Madrid.

Tras meses de trabajos entre el equipo de la Unidad de Bibliotecas de la Comunidad de Madrid y los técnicos de Baratz, el pasado 24 de junio los municipios de Aranjuez, Arroyomolinos, Brunete, El Escorial, El Molar, Galapagar, Fuentidueña del Tajo, Humanes, Navalcarnero, Sevilla la Nueva, Valdemorillo, Villanueva de la Cañada, Villalbilla y Villaviciosa de Odón se incorporaron a la red y ya forman parte del catálogo único que está uniendo a todas las bibliotecas públicas de Madrid.

La importancia de un consenso y gestión presupuestaria en la biblioteca

4 julio, 2019 at 08:05

Es una realidad que la situación económica de las bibliotecas puede variar de un año para otro. Puede variar en función de los presupuestos aprobados por las diferentes instituciones de las que dependen o por las cantidades recibidas en función de determinados proyectos en los que participe. Es por este motivo por el que os vamos a relatar la importancia de una correcta definición de las partidas y su gestión a través de las adquisiciones que se realicen a lo largo del periodo presupuestario.

La importancia de un consenso y gestión presupuestaria en la biblioteca

Pero, si crees que los números y las cuentas complican la gestión de tu biblioteca, te presentamos la forma de cuadrar los presupuestos usando las herramientas que AbsysNet pone a tu disposición.

«Repositorio Nebrija», el nuevo servicio de acceso abierto a la producción científica y académica de la Universidad Nebrija

2 julio, 2019 at 08:03

En la Universidad Nebrija llevamos mucho tiempo catalogando la producción científica y académica propia de nuestros investigadores, profesores y alumnos. En el año 2008 abandonamos nuestro viejo SIGB (Sistema Integrado de Gestión Bibliotecaria) para abrazar las oportunidades de un nuevo softwareAbsysNet– cuyos servicios y posibilidades nos abrían un panorama distinto y prometedor. Además de integrar en él todas las bases de datos complementarias y dispersas de que disponíamos, junto al contenido del sistema, comenzamos a incluir la producción propia que, ya por entonces, despuntaba en cantidad y diversidad, y precisaba de un tratamiento documental. Al provenir de una situación centrífuga de soluciones para las tareas y retos documentales de nuestro servicio, nos resistíamos a una solución tecnológica y documental adicional para este fondo que, con el tiempo, fue haciéndose más digital y menos analógico.

El Repositorio Nebrija nace de la necesidad de la biblioteca de dar más énfasis a la visibilidad de la producción científica de la universidad

Cuando, en conversaciones con el Vicerrectorado de Investigación, se trató la necesidad de dar más énfasis a la visibilidad de estos trabajos, y de caminar hacia las posibilidades de los modernos repositorios institucionales y de investigación, contemplamos a duras penas la opción de adquirir un software de gestión de repositorios al uso. Esto implicaba una nueva selección de software, un proceso de migración de registros desde AbsysNet y, por supuesto, volver al camino centrífugo de la dispersión de datos en distintas soluciones. Algo en eso no encajaba.

Con la nueva versión 2.2 de AbsysNet, a la que nos actualizamos en el último trimestre de 2017, se abría, sin embargo, la posibilidad de utilizar el protocolo de comunicaciones OAI-PMH (Open Archive Initiative-Protocol for Metadata Harvesting) que, por medio del procedimiento de recolección de datos, permitiría hacer de AbsysNet un repositorio abierto e integrable en distintos recolectores: un elemento clave para confirmar la naturaleza, en sentido estricto, del Repositorio Nebrija.