Popular Tags:

Las distintas partes de las que está compuesto el libro impreso

5 febrero, 2016 at 08:15

Pensamos que un libro impreso es algo simple, pero no es así. Y no nos referimos al proceso de creación de contenidos del mismo, que tiene su aquel, sino al libro impreso como objeto físico. Un objeto físico compuesto por una estructura externa y una estructura interna. ¿Acaso tienes claro qué es la guarda? ¿Y la cubierta? No lo confundas con el forro o camisa… ¿Y sabes qué es el colofón?… ¿Y la separata?

Desde la revista Algarabía nos ayudan a distinguir todas las partes, o por lo menos las más significativas, de las que están compuestos los libros impresos con una excelente infografía sobre la anatomía del libro y la explicación de las funciones de cada una de ellas.

Las distintas partes del libro impreso

Estructura externa del libro impreso

Forro (camisa o sobrecubierta). El francés fourrer, “forrar”, a su vez de fourreau, “funda”. Cubierta generalmente de papel, que se pone a un libro o a un cuaderno.

Guarda. Del germánico warda, “acto de buscar con la vista”, y éste de wardôn, “atender, prestar atención”. Cada una de las dos hojas de papel que los encuadernadores colocan entre los forros y las primeras hojas.

Canto. Del latín cantus, “llanta de metal de una rueda”. Extremidad o lado de cualquier parte o sitio; corte del libro, opuesto al lomo.

Solapa. De origen incierto; solapar es “colocar una cosa sobre otra, cubriéndola solo parcialmente”. Prolongación lateral de la cubierta o camisa de un libro, que se dobla hacia adentro sin cubrirla del todo, y en la que se imprimen advertencias o anuncios.

Lomo. Del latín lumbus. Parte del libro opuesta al corte de las hojas, en la cual pone el rótulo.

Cubierta. Del latín coopertus, “cubrir”. Cada una de las partes, anterior y posterior, que cubren los pliegos de un libro, que suelen ser de un material más duro que el de los pliegos (cartón, plástico o piel). En la parte anterior se imprime el título de la obra, su autor, y se incluyen ilustraciones o diseños. En el argot técnico cada una de sus partes se conoce como 1ª o portada, 2ª, 3ª y 4ª de forros.

Las bibliotecas escolares necesitan a líderes entre sus filas

3 febrero, 2016 at 08:17

Las bibliotecas escolares necesitan profesionales preparados. Profesionales que hagan de las bibliotecas escolares espacios imprescindibles dentro de los centros docentes e imprescindibles para sus comunidades de usuarios (alumnos, profesores, padres…). Profesionales que lleven como bandera la gestión eficaz y eficiente de la biblioteca y cuyo crecimiento esté basado en sus buenas prácticas en cuanto a promoción y comunicación de sus servicios y actividades. En definitiva, bibliotecarios escolares líderes dentro de la comunidad educativa.

El liderazgo del bibliotecario escolar

La capacidad de liderazgo, el saber promocionar la biblioteca escolar y el saber comunicar lo que se hace deben ser requisitos imprescindibles para estos profesionales. Requisitos que buscan hacer a los usuarios (reales y potenciales) protagonistas de todo lo que sucede en la propia biblioteca del centro escolar. Porque una biblioteca sin usuarios no es nada y porque no hay duda de que el mejor defensor de la biblioteca escolar es el propio bibliotecario/a que la gestiona.

La American Association of School Librarians (AASL) ha publicado recientemente un trabajo en el cual se recogen mensajes, ideas y buenas prácticas para hacer llegar el valor de la biblioteca escolar en el siglo XXI. En dicho trabajo se muestran una serie de habilidades que deben poseer los bibliotecarios/as escolares y sugerencias prácticas para llevar a la biblioteca escolar lo más alto posible. Además se hace referencia al programa Learning4Life en el cual se da importancia a cuatro ideas claves y en el siguiente orden: pensar, crear, compartir y crecer.

Liderazgo del bibliotecario escolar

El liderazgo del bibliotecario/a escolar es un punto clave para que el uso y participación de la biblioteca aumente. Además, el bibliotecario/a, debe fomentar el trabajo en equipo, debe identificar los distintos grupos de de interés de la biblioteca para saber a quién se tiene que dirigir y debe saber comunicar lo que hace, y lo que la biblioteca puede hacer por los demás, de manera efectiva.

Entre las sugerencias prácticas, en cuanto al liderazgo, estarían las siguientes:

  • Fomentar las relaciones con colegas de otras bibliotecas escolares.
  • Asistir a reuniones y presentar propuestas.
  • Colaborar con profesores.
  • Ser miembro activo de comités escolares.
  • Crear la presencia de la biblioteca en los medios sociales.
  • Crear contenido en los sitios web del centro educativo y en los medios locales.
  • Establecer relaciones con el exterior: asociaciones, juntas, organizaciones…
  • Invitar a líderes locales a que vayan a contar su historia a la biblioteca.
  • Ser mentor de otros bibliotecarios y de estudiantes.
  • Asistir a conferencias.

El 95% de los usuarios de las bibliotecas son atendidos en 3 minutos o menos

1 febrero, 2016 at 08:02

Los usuarios de las bibliotecas son lectores habituales, lo que más les gusta es la novela histórica y lo que menos la novela erótica. Tienen buena apreciación por la colección de las mismas, pero les encantaría tener mayor número de novedades bibliográficas… Estos y otros datos se pueden ver en el documento que ha hecho público la Red de Bibliotecas Públicas del Ayuntamiento de Madrid.

Dicho trabajo se basa en un total de 1.038 encuestas realizadas de modo aleatorio en 30 de sus bibliotecas en el mes de octubre de 2015. También cabe destacar datos como que el 95% de los usuarios esperan a ser atendidos 3 o menos minutos, que el trato recibido por el personal bibliotecario es calificado con un 9 sobre 10, que el servicio más utilizado es el servicio de préstamo (aunque desciende con respecto al 2014) y que la valoración del opac (de AbsysNet) por parte de los usuarios crece un 8,63% hasta llegar a la nota de 7,43 sobre 10.

Los excelentes datos de la Red de Bibliotecas Públicas del Ayuntamiento de Madrid

Lectores habituales y petición de aumento de la colección

El 91,62% de los encuestados dice ser lector habitual, lo que supone un descenso del 1,28% con respecto al año anterior. Entre los géneros literarios más demandados se encuentran la novela histórica (39,50%), la novela realista (34,39%) y la novela negra y policíaca (25,14%). Entre los menos demandados están la novela erótica (5,97%), el teatro (9,34%) y la poesía (12,52%).

En cuanto a la colección disponible en la Red de Bibliotecas Públicas del Ayuntamiento de Madrid, los encuestados la califican con un 7,46 sobre 10. La puntuación que obtiene en cuanto a la adecuación del fondo a gustos / necesidades es de 7,53 (un 0,13% más que el año pasado) y en cuanto al estado físico de los materiales la puntuación es de 7,75 (un 0,64% menos que en el periodo anterior).

Los usuarios piden que la colección aumente y se compren más novedades bibliográficas (54,82%), libros de no ficción (35,07%) y materiales audiovisuales (33,53%).