Popular Tags:

Apostando por la gestión de contenidos digitales, la preservación digital, la movilidad y la web social

1 abril, 2014 at 08:15

El pasado 12 de diciembre tuvo lugar la VI Jornada Profesional de la Red de Bibliotecas de Instituto Cervantes «La investigación española en documentación: ¿en qué liga jugamos?». En dicha jornada se reunieron diferentes expertos del área académica y del ámbito laboral, entre los cuales se encontraba Juan Beitia (Presidente de Baratz, S.A | Servicios de Teledocumentación) para compartir retos a enfrentarse y reflexionar sobre la transparencia del conocimiento a la sociedad.

Baratz, a través de Juan Beitia, estuvo presente en el segundo panel de las jornadas: «Encuentros y desencuentros: la teoría y la práctica», moderado por Jesús Tramullas y acompañado de Eugenio López de Quintana y Mario Pérez-Montoro.

La ponencia de Juan Beitia llevaba por titulo «Un proyecto de empresa: el encuentro necesario de la teoría y la práctica» y donde cuenta la experiencia de la creación de la empresa basada en las tecnologías de la información y el desarrollo de software especializado en gestión documental, bibliotecas y archivos. Además hace mención a la reinversión en I+D+i del 20% de los beneficios en el software desarrollado para seguir actualizándolos y no quedarse atrás con respecto a la competencia y a la sociedad.

«Nosotros no estamos en contra del software libre, de hecho lo usamos en algunos casos, pero estamos a favor de la creación de software de cara a aumentar la capacidad tecnológica de parte de nuestro país y ser competitivos en los mercados internacionales»

Justo antes de la ponencia, Juan Beitia fue entrevistado y donde podemos destacar los siguientes temas tratados en cuanto a inversión, desarrollos actuales, imagen de marca, transferencia de la información con el mundo académico, avances científicos…:

  • Si invertimos en el desarrollo de productos es porque esperamos una rentabilidad. Cuando inviertes arriesgas a perderlo todo.
  • Estamos trabajando en:
    • Técnicas de gestión de contenidos digitales, en nuestro caso en libros electrónicos en bibliotecas.
    • Preservación digital, tanto en bibliotecas como en archivos.
    • Movilidad.
    • Funcionalidades sociales: web 2.0 en OPACs de bibliotecas
  • Nuestra imagen de marca es que hemos sido capaces de desarrollar productos propios y que somos capaces de competir a nivel internacional.
  • Necesitaríamos llegar a acuerdos más teórico-prácticos con las universidades.
  • Hemos tenido que ir adecuando nuestros productos los avances tecnológicos y científicos.
  • Siempre hay que seguir peleando por ese nuevo modelo de negocio que aparece en el horizonte.

El nuevo programa de gestión facilita el intercambio de información entre sistemas

27 marzo, 2014 at 08:22

Desde el pasado mes de enero la red de bibliotecas de Asturias, a la que Avilés pertenece, utiliza una versión actualizada de su programa de gestión bibliotecaria, Absys 2.0. La novedad más destacada guarda relación con el trabajo interno bibliotecario, porque se utiliza un nuevo formato, el denominado MARC 21, que facilita el intercambio de fondos y la consulta entre los distintos sistemas automatizados de bibliotecas en todo el mundo.

El nuevo programa permite una estructura y unos códigos normalizados identificativos del contenido, con el objetivo de facilitar el intercambio. El sistema tiene muchas más ventajas para los usuarios, que se suman a los servicios que ya se podían realizar hasta ahora desde el denominado Catálogo de la Red de las Bibliotecas de Asturias, como controlar el estado de los préstamos o poder hacer renovaciones y reservas de documentos, y ahora, con la nueva versión del programa podrán efectuar comentarios y valoraciones de los distintos documentos.

Catálogo de la Red de Bibliotecas de Asturias

Otra de las novedades es el etiquetado social. Los marcadores sociales (‘bookmarking’) son un modo de almacenar, clasificar y compartir enlaces en internet. En un servicio de gestión de marcadores sociales los usuarios guardan una lista de recursos de internet, generalmente categorizados a través de etiquetas (‘tags’) en un servidor compartido. Esto les permite tener acceso a esos enlaces favoritos desde cualquier ordenador que esté conectado a la red, y también que otras personas con intereses similares puedan acceder a ellos. Así, cualquier usuario desde el catálogo de la biblioteca puede asociar marcadores sociales a los registros bibliográficos que quiera para que puedan ser consultados por otros usuarios.

Las bibliotecas del País Vasco son valoradas con un 7,7

25 marzo, 2014 at 09:38

Los usuarios y expertos preguntados en materia sobre la imagen y servicios que ofrecen las bibliotecas en la Comunidad Autónoma del País Vasco dan una nota a las mismas de un 7,7, siendo lo más valorado la ubicación y accesibilidad de los edificios (8,5), la amplia red de bibliotecas (8,6), el alto grado de implicación de sus profesionales (8,3) y la disposición de un amplio catálogo colectivo (8). Estos y otros datos se pueden consultar en el reciente informe publicado sobre los “Servicios bibliotecarios para el siglo XXI” y que está dividido en tres bloques fundamentales: La relación con las bibliotecas de la población de la CAPV, La imagen de la biblioteca y Mirando al futuro.

Entre sus conclusiones generales del informe se destacan las siguientes:

  • Las bibliotecas deberán potenciar y renovar los servicios presenciales a la vez que desarrollan los servicios en línea. Ambos se consideran complementarios, nunca excluyentes.
  • Los servicios con nuevas tecnologías, el apoyo a la formalización a lo largo de la vida y mantener colecciones actualizadas, claves en las bibliotecas del futuro.
  • Ciudadanos y expertos coinciden en darle proyección de futuro a valores de la biblioteca pública como la universalidad del servicio, la gratuidad o la vinculación con la comunidad local.
  • El carácter local del servicio de las bibliotecas públicas se pone de relieve en todos sus elementos.
  • Las bibliotecas y su personal son bien valorados por los ciudadanos que las usan, que se muestran además predispuestos a recomendar su uso y colaborar activamente.
  • Los recortes presupuestarios pueden ser una seria amenaza para los recursos humanos e informativos de las bibliotecas.
  • La cooperación institucional y profesional y la planificación estratégica resultan imprescindibles para afrontar el futuro.

El miedo infundado a la nueva tecnología viene de lejos

20 marzo, 2014 at 08:15

Y así nos lo hace saber la siguiente imagen extraída del libro “Bad for You: Exposing the War on Fun!” y que recuperamos de una entrada publicada a principios de año en la página web de Microsiervos.

Fear of the new. A techno-panic timeline

La novedad asusta, pero la novedad tecnológica asusta aún más. No hay nada más que ver las siguientes teorías sobre cada uno de los avances tecnológicos de cada época. Según se inventaba algo siempre había alguien que intentaba tirarlo por tierra infundando un miedo, desconocido, sobre la evolución tecnológica de hombres y mujeres.

En el año 360 A.C. a Platón ya le preocupaba que los jóvenes estudiantes confiasen en la escritura ya que les debilitaría su capacidad para recordar, lo que no sabía Platón era que gracias a esos escritos, hoy día, se recuerda su discurso.

En 1494, Johannes Trithemius (escriba), clama contra la invención de la imprenta haciendo alusión a que la palabra escrita sobre pergamino durará mil años y preguntándose cuánto durará la palabra escrita sobre papel.

En el año 1545, Conrad Gesner (científico e inventor del lapicero) se empezó a preocupar por la sobrecarga informativa diciendo que tantos libros nos harán confusos y serán perjudiciales para el cerebro.