Los 10 pasos que el sector InfoDoc debe tener en cuenta para afrontar la situación tras la pandemia

7 mayo, 2020 at 11:18

Resiliencia es una palabra que acompaña al sector InfoDoc desde hace mucho tiempo, al igual que al sector cultural. Cada golpe que reciben hace que se tambaleen, pero no están dispuestos a caer y mucho menos a desaparecer estos sectores profesionales y culturales. La capacidad de adaptación ante situaciones adversas de bibliotecas, archivos, centros de documentación, museos y de un largo etcétera de empresas de gestión documental, entidades, asociaciones y profesionales es encomiable. Todo esto sumado a las ganas de afrontar la llamada «nueva realidad» ha llevado a las empresas del Clúster Fesabid a publicar una guía sobre cómo afrontar el día de mañana cuando todo esto pase o esté pasando.

Soluciones tecnológicas de bibliotecas, archivos y centros de documentación

El grupo de trabajo «Acción y colaboración frente a la crisis», en el cual han participado STC Nedap, Nubilum y Baratz junto a Fesabid en representación de todas las empresas del clúster, ha creado un decálogo con una serie de recomendaciones para que el sector InfoDoc afronte el nuevo escenario que la crisis sanitaria ha planteado junto a los efectos posteriores que puedan venir: «10 pasos para que nuestro sector afronte la situación tras la COVID-19»

En momentos de crisis es cuando se tensionan las organizaciones y afloran las realidades. La fortaleza y madurez digital del sector de la información y la documentación será clave para afrontar las dificultades y mantenerlo vivo y activo en los momentos difíciles.

Los 8 puntos de la declaración de la ICOLC sobre la pandemia mundial COVID-19 y su impacto en los servicios y recursos de la biblioteca

19 marzo, 2020 at 08:01

La pandemia mundial COVID-19 ha modificado toda actividad social, educativa, económica y cultural, centrando todos los esfuerzos en la actividad sanitaria. Las bibliotecas se encuentran en un periodo de incertidumbre, como el resto de personas y organizaciones, y centran sus funciones y actividades hacia los recursos y servicios digitales. Porque, y como ya os comentamos, las bibliotecas cierran sus puertas al público, pero sus profesionales siguen trabajando gracias a Internet.

Las bibliotecas se encuentran en un periodo de incertidumbre, y centran sus funciones y actividades hacia los recursos y servicios digitales

En medio de toda esta paralización, las bibliotecas tienen el deber y el compromiso de seguir siendo útiles, necesarias e imprescindibles para las personas como facilitadoras de contenido que pueda ser transformado en conocimiento. Es por eso por lo que la Coalición Internacional de Consorcios de Bibliotecas (ICOLC) ha realizado una declaración sobre la pandemia mundial COVID-19 y su impacto en los servicios y recursos de la biblioteca. El objetivo principal es que los proveedores de contenidos eliminen restricciones de uso y abran libremente la información de sus bases de datos, con especial atención a aquella que trate sobre el coronavirus.

Las bibliotecas cierran sus puertas al público, pero el trabajo de sus profesionales sigue online

17 marzo, 2020 at 08:08

La pandemia del coronavirus (COVID-19) lleva a la sociedad a vivir en un escenario inédito, nunca vivido. En España los centros educativos y culturales han cerrado, al igual que la gran mayoría de comercios. Se ha instado a que las personas no salgan de sus casas, salvo en casos de extrema necesidad, y teletrabajen aquellas que puedan. Las bibliotecas también han cerrado sus puertas, pero sus profesionales siguen al pie del cañón gracias a Internet, a las distintas plataformas digitales y, por qué no decirlo, también gracias a AbsysNet.

Las bibliotecas cierran sus puertas al público pero no sus servicios digitales

Las bibliotecas vienen trabajando desde hace tiempo en la importancia de su digitalización y automatización de procesos. La tecnología e Internet siempre han sido unas aliadas perfectas para llevar los servicios bibliotecarios hasta las personas. Hoy en día, ese trabajo cobra mayor importancia debido a que el cierre impuesto, y responsable, hace que las puertas físicas de las bibliotecas cierren, pero no así sus puertas digitales. Y es gracias a estas puertas digitales que las personas pueden seguir informadas y en contacto con las bibliotecas, además de disfrutar del servicio de préstamo de libros electrónicos, contenidos audiovisuales, clubes de lectura virtual, etc.