El Big Data es la nueva fiebre del oro en la Era de la Información

16 diciembre, 2014 at 08:17

Tanto en nuestra vida online como en nuestra vida física estamos rodeados de datos y de receptores para captarlos. Se estima que para el año 2020 se producirán 40 zettabytes de información y habrá 30.000 millones de dispositivos capaces de recepcionar esos datos (solamente hay que ver en los últimos años el crecimiento del Internet de las cosas). Sin lugar a dudas estamos ante una explosión de datos sin precedentes. Puede que no entendamos conceptualmente qué es, pero el Big Data está ahí.

Big Data hace referencia a la acumulación masiva de datos. Es un término que hace referencia a una cantidad de datos tal que supera la capacidad del software habitual para ser capturados, gestionados y procesados en un tiempo razonable.

Lo que está claro es que el Big Data no son solamente los datos, el Big Data también es la tecnología. Tecnología que es capaz de guardar esas cantidades ingentes de datos, pero que luego no somos capaces de procesar. Sin lugar a dudas, estamos creando cementerios de datos.

Big Data

Quien tiene los datos tiene el poder. Es tanto que las compañías mejor valoradas en el mundo son las que mejor uso hacen de esos datos, e incluso el buen uso de los datos puede llegar a multiplicar el valor de dicha organización. Y si no que se lo digan a Google y el 96% de ingresos por publicidad que obtiene gracias a los datos que recopila de los usuarios o la capacidad de Facebook de manipular las emociones de sus usuarios. Pero no es algo que sea barato el hacerlo, tiene unos altos costes en recursos.

Por otro lado, la predicción perfecta en el Big Data no existe, solamente es un acercamiento a lo que puede pasar… y puede que incluso se sepa sin saber la causa. Pero lo que sí es cierto es que el Big Data está aquí y nos ayudará a tener conocimiento para la toma de decisiones y resolver conjuntos de problemas.

Apostando por la gestión de contenidos digitales, la preservación digital, la movilidad y la web social

1 abril, 2014 at 08:15

El pasado 12 de diciembre tuvo lugar la VI Jornada Profesional de la Red de Bibliotecas de Instituto Cervantes «La investigación española en documentación: ¿en qué liga jugamos?». En dicha jornada se reunieron diferentes expertos del área académica y del ámbito laboral, entre los cuales se encontraba Juan Beitia (Presidente de Baratz, S.A | Servicios de Teledocumentación) para compartir retos a enfrentarse y reflexionar sobre la transparencia del conocimiento a la sociedad.

Baratz, a través de Juan Beitia, estuvo presente en el segundo panel de las jornadas: «Encuentros y desencuentros: la teoría y la práctica», moderado por Jesús Tramullas y acompañado de Eugenio López de Quintana y Mario Pérez-Montoro.

La ponencia de Juan Beitia llevaba por titulo «Un proyecto de empresa: el encuentro necesario de la teoría y la práctica» y donde cuenta la experiencia de la creación de la empresa basada en las tecnologías de la información y el desarrollo de software especializado en gestión documental, bibliotecas y archivos. Además hace mención a la reinversión en I+D+i del 20% de los beneficios en el software desarrollado para seguir actualizándolos y no quedarse atrás con respecto a la competencia y a la sociedad.

«Nosotros no estamos en contra del software libre, de hecho lo usamos en algunos casos, pero estamos a favor de la creación de software de cara a aumentar la capacidad tecnológica de parte de nuestro país y ser competitivos en los mercados internacionales»

Justo antes de la ponencia, Juan Beitia fue entrevistado y donde podemos destacar los siguientes temas tratados en cuanto a inversión, desarrollos actuales, imagen de marca, transferencia de la información con el mundo académico, avances científicos…:

  • Si invertimos en el desarrollo de productos es porque esperamos una rentabilidad. Cuando inviertes arriesgas a perderlo todo.
  • Estamos trabajando en:
    • Técnicas de gestión de contenidos digitales, en nuestro caso en libros electrónicos en bibliotecas.
    • Preservación digital, tanto en bibliotecas como en archivos.
    • Movilidad.
    • Funcionalidades sociales: web 2.0 en OPACs de bibliotecas
  • Nuestra imagen de marca es que hemos sido capaces de desarrollar productos propios y que somos capaces de competir a nivel internacional.
  • Necesitaríamos llegar a acuerdos más teórico-prácticos con las universidades.
  • Hemos tenido que ir adecuando nuestros productos los avances tecnológicos y científicos.
  • Siempre hay que seguir peleando por ese nuevo modelo de negocio que aparece en el horizonte.

La Red de Bibliotecas del Instituto Cervantes implanta un OPAC adaptado para dispositivos móviles (MOPAC)

16 julio, 2013 at 08:14

Es cada vez más frecuente que los usuarios se valgan de sus propios teléfonos inteligentes para acceder a contenidos útiles en su entorno laboral, académico o de investigación, leer y responder a los últimos correos electrónicos, o participar en los perfiles de la biblioteca en las redes sociales.

La Red de Bibliotecas del Instituto Cervantes (RBIC) se incorpora a esta filosofía de servicios relacionados con la movilidad de los contenidos gracias  al MOPAC,  una interfaz diseñada sobre Absysnet para dispositivos móviles (iPhone, Android, tablets e iPads), de uso sencillo, rápido y ágil.

MOPAC Instituto Cervantes

Utilizar los recursos electrónicos, consultar el catálogo o ver el estado de los préstamos que tiene activos el usuario en tiempo real desde cualquier lugar y en cualquier momento mediante la tecnología móvil, es ya una realidad en la RBIC.

Además, en su espacio personal del MOPAC, el usuario puede hacer una reserva o renovar un préstamo, comunicarse con la biblioteca o dejar su comentario en las referencias bibliográficas de los libros que ha leído o de las películas que ha visto, y todo desde su teléfono móvil.