El Big Data es la nueva fiebre del oro en la Era de la Información

16 diciembre, 2014 at 08:17

Tanto en nuestra vida online como en nuestra vida física estamos rodeados de datos y de receptores para captarlos. Se estima que para el año 2020 se producirán 40 zettabytes de información y habrá 30.000 millones de dispositivos capaces de recepcionar esos datos (solamente hay que ver en los últimos años el crecimiento del Internet de las cosas). Sin lugar a dudas estamos ante una explosión de datos sin precedentes. Puede que no entendamos conceptualmente qué es, pero el Big Data está ahí.

Big Data hace referencia a la acumulación masiva de datos. Es un término que hace referencia a una cantidad de datos tal que supera la capacidad del software habitual para ser capturados, gestionados y procesados en un tiempo razonable.

Lo que está claro es que el Big Data no son solamente los datos, el Big Data también es la tecnología. Tecnología que es capaz de guardar esas cantidades ingentes de datos, pero que luego no somos capaces de procesar. Sin lugar a dudas, estamos creando cementerios de datos.

Big Data

Quien tiene los datos tiene el poder. Es tanto que las compañías mejor valoradas en el mundo son las que mejor uso hacen de esos datos, e incluso el buen uso de los datos puede llegar a multiplicar el valor de dicha organización. Y si no que se lo digan a Google y el 96% de ingresos por publicidad que obtiene gracias a los datos que recopila de los usuarios o la capacidad de Facebook de manipular las emociones de sus usuarios. Pero no es algo que sea barato el hacerlo, tiene unos altos costes en recursos.

Por otro lado, la predicción perfecta en el Big Data no existe, solamente es un acercamiento a lo que puede pasar… y puede que incluso se sepa sin saber la causa. Pero lo que sí es cierto es que el Big Data está aquí y nos ayudará a tener conocimiento para la toma de decisiones y resolver conjuntos de problemas.

El Big Data y la privacidad

La privacidad es un tema que preocupa bastante dentro del mundo Big Data. De hecho es el derecho más global de todos y el menos valorado… sin llegar a tener en cuenta que un mal uso del tratamiento masivo de datos conlleva a importantes riesgos sobre nuestra privacidad. Está claro que somos esclavos del rastro que vamos dejando de manera inconsciente.

La LOPD ampara a los ciudadanos ante la recogida de datos, pero es muy difícil que estos puedan ejercer sus derechos sobre sus datos. La LOPD necesita una reorganización ante el Big Data y enfrentarse a una serie de desafíos para la protección de datos. Desafíos como la finalidad de la acumulación de datos e información sensible, la calidad de los mismos, la re-identificación y la exactitud de los datos, su conservación, la transparencia, el comportamiento artificial por parte de las personas al saber que se están recogiendo datos suyos y, por consiguiente, el empobrecimiento de la democracia.

Una cosa es proteger y otra cosa es ceder los datos. Está claro que si le das al ciudadano valor con tu servicio no le va a importar ceder sus datos… pero también está claro (aunque no se veo o se haga) es que necesitamos políticas mundiales sobre protección de datos. Un país no puede legislar de manera independiente sobre un problema global como es la protección de los datos. No se puede proteger y al mismo tiempo compartir esos datos. Está claro que la tecnología va muy por delante de la legislación.

Los profesionales de la Información ante el Big Data

El profesional de la Información es especialista en transformar las necesidades de información de los usuarios, pero con el Big Data tiene el reto de plantearse qué papel quiere jugar… teniendo en cuenta sus limitaciones en cuanto a los conocimiento suficientes que se requieren. Tiene la oportunidad de ser guía o faro entre estos océanos de información separando lo importante de los que no lo es (content curation) e incluso desarrollando estándares para esos datos que se recogen.

El Big Data está asociado a profesionales de las matemáticas e ingenieros, pero el procesamiento de todos esos datos (y que es la asignatura pendiente del Big Data) puede que tenga solución con los profesionales de la Información… ya sea filtrándolos, etiquetándolos, agrupándolos para crear nuevos contenidos… Somos especialistas en darle sentido a la información y poner ese componente humano entre tanta tecnología.

Imagen cortesía de Shutterstock

Texto escrito a partir de la VII Jornada Profesional de la RBIC: «Big data y bibliotecas: convertir datos en conocimiento»

ComunidadBaratz

Espacio de difusión y comunicación de noticias y temas de actualidad de Baratz y del sector de la Información y la Documentación. Aquí encontrarás información útil relacionada con el mundo de bibliotecas, archivos, gestión documental, archivo electrónico…

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInPinterestYouTube

Related Post