Popular Tags:

Las Bibliotecas de Asturias apuestan por la movilidad y funcionalidades 2.0

8 abril, 2014 at 08:23

Desde hace ya unos meses las Bibliotecas Públicas del Principado de Asturias (compuesta por más de 130 bibliotecas y que suman más de 2,5 millones de volúmenes) tienen a su disposición la nueva versión AbsysNet 2.0 con las mejoras de diseño, técnicas, sociales y de movilidad que ello conlleva.

Según recoge el artículo publicado en la revista Biblioasturias, cuyo titulo es “Las bibliotecas asturianas actualizan su sistema de gestión informatizada y estrenan catálogo online para móviles” y que recomendamos 100% su lectura para ver todas las novedades de la versión tanto a nivel interno como externo, las mejoras técnicas van hacia una nueva versión del sistema de catalogación (MARC21), mejoras en las herramientas de inventario y expurgo, gestor de enlaces integrado, etc. En cuanto al diseño y funcionalidades 2.0 destacar las nuevas funcionalidades en las búsquedas, la importancia que se le da al usuario para que participe a través de los contenidos del catálogo y la versión móvil del OPAC, el MOPAC.

Una galaxia llamada Internet

3 abril, 2014 at 08:25

Internet puede ser considerada como una galaxia formada por páginas web, blogs, correos electrónicos, redes sociales, móviles, vídeos, imágenes… con cifras absolutamente mareantes y que crecen de manera exponencial con el paso de los años.

El siguiente mapa muestra, según ranking Alexa, las 350.000 páginas más populares en el mundo provenientes de 196 países.

The Internet map

En él se puede ver como destacan Google, Facebook, Youtube, Yahoo, Baidu o la Wikipedia entre los primeros puestos a nivel mundial. Siendo los primeros en España Google, Facebook, Youtube o Twitter.

Apostando por la gestión de contenidos digitales, la preservación digital, la movilidad y la web social

1 abril, 2014 at 08:15

El pasado 12 de diciembre tuvo lugar la VI Jornada Profesional de la Red de Bibliotecas de Instituto Cervantes «La investigación española en documentación: ¿en qué liga jugamos?». En dicha jornada se reunieron diferentes expertos del área académica y del ámbito laboral, entre los cuales se encontraba Juan Beitia (Presidente de Baratz, S.A | Servicios de Teledocumentación) para compartir retos a enfrentarse y reflexionar sobre la transparencia del conocimiento a la sociedad.

Baratz, a través de Juan Beitia, estuvo presente en el segundo panel de las jornadas: «Encuentros y desencuentros: la teoría y la práctica», moderado por Jesús Tramullas y acompañado de Eugenio López de Quintana y Mario Pérez-Montoro.

La ponencia de Juan Beitia llevaba por titulo «Un proyecto de empresa: el encuentro necesario de la teoría y la práctica» y donde cuenta la experiencia de la creación de la empresa basada en las tecnologías de la información y el desarrollo de software especializado en gestión documental, bibliotecas y archivos. Además hace mención a la reinversión en I+D+i del 20% de los beneficios en el software desarrollado para seguir actualizándolos y no quedarse atrás con respecto a la competencia y a la sociedad.

«Nosotros no estamos en contra del software libre, de hecho lo usamos en algunos casos, pero estamos a favor de la creación de software de cara a aumentar la capacidad tecnológica de parte de nuestro país y ser competitivos en los mercados internacionales»

Justo antes de la ponencia, Juan Beitia fue entrevistado y donde podemos destacar los siguientes temas tratados en cuanto a inversión, desarrollos actuales, imagen de marca, transferencia de la información con el mundo académico, avances científicos…:

  • Si invertimos en el desarrollo de productos es porque esperamos una rentabilidad. Cuando inviertes arriesgas a perderlo todo.
  • Estamos trabajando en:
    • Técnicas de gestión de contenidos digitales, en nuestro caso en libros electrónicos en bibliotecas.
    • Preservación digital, tanto en bibliotecas como en archivos.
    • Movilidad.
    • Funcionalidades sociales: web 2.0 en OPACs de bibliotecas
  • Nuestra imagen de marca es que hemos sido capaces de desarrollar productos propios y que somos capaces de competir a nivel internacional.
  • Necesitaríamos llegar a acuerdos más teórico-prácticos con las universidades.
  • Hemos tenido que ir adecuando nuestros productos los avances tecnológicos y científicos.
  • Siempre hay que seguir peleando por ese nuevo modelo de negocio que aparece en el horizonte.

El nuevo programa de gestión facilita el intercambio de información entre sistemas

27 marzo, 2014 at 08:22

Desde el pasado mes de enero la red de bibliotecas de Asturias, a la que Avilés pertenece, utiliza una versión actualizada de su programa de gestión bibliotecaria, Absys 2.0. La novedad más destacada guarda relación con el trabajo interno bibliotecario, porque se utiliza un nuevo formato, el denominado MARC 21, que facilita el intercambio de fondos y la consulta entre los distintos sistemas automatizados de bibliotecas en todo el mundo.

El nuevo programa permite una estructura y unos códigos normalizados identificativos del contenido, con el objetivo de facilitar el intercambio. El sistema tiene muchas más ventajas para los usuarios, que se suman a los servicios que ya se podían realizar hasta ahora desde el denominado Catálogo de la Red de las Bibliotecas de Asturias, como controlar el estado de los préstamos o poder hacer renovaciones y reservas de documentos, y ahora, con la nueva versión del programa podrán efectuar comentarios y valoraciones de los distintos documentos.

Catálogo de la Red de Bibliotecas de Asturias

Otra de las novedades es el etiquetado social. Los marcadores sociales (‘bookmarking’) son un modo de almacenar, clasificar y compartir enlaces en internet. En un servicio de gestión de marcadores sociales los usuarios guardan una lista de recursos de internet, generalmente categorizados a través de etiquetas (‘tags’) en un servidor compartido. Esto les permite tener acceso a esos enlaces favoritos desde cualquier ordenador que esté conectado a la red, y también que otras personas con intereses similares puedan acceder a ellos. Así, cualquier usuario desde el catálogo de la biblioteca puede asociar marcadores sociales a los registros bibliográficos que quiera para que puedan ser consultados por otros usuarios.