Las bibliotecas escolares necesitan a líderes entre sus filas

3 febrero, 2016 at 08:17

Las bibliotecas escolares necesitan profesionales preparados. Profesionales que hagan de las bibliotecas escolares espacios imprescindibles dentro de los centros docentes e imprescindibles para sus comunidades de usuarios (alumnos, profesores, padres…). Profesionales que lleven como bandera la gestión eficaz y eficiente de la biblioteca y cuyo crecimiento esté basado en sus buenas prácticas en cuanto a promoción y comunicación de sus servicios y actividades. En definitiva, bibliotecarios escolares líderes dentro de la comunidad educativa.

El liderazgo del bibliotecario escolar

La capacidad de liderazgo, el saber promocionar la biblioteca escolar y el saber comunicar lo que se hace deben ser requisitos imprescindibles para estos profesionales. Requisitos que buscan hacer a los usuarios (reales y potenciales) protagonistas de todo lo que sucede en la propia biblioteca del centro escolar. Porque una biblioteca sin usuarios no es nada y porque no hay duda de que el mejor defensor de la biblioteca escolar es el propio bibliotecario/a que la gestiona.

La American Association of School Librarians (AASL) ha publicado recientemente un trabajo en el cual se recogen mensajes, ideas y buenas prácticas para hacer llegar el valor de la biblioteca escolar en el siglo XXI. En dicho trabajo se muestran una serie de habilidades que deben poseer los bibliotecarios/as escolares y sugerencias prácticas para llevar a la biblioteca escolar lo más alto posible. Además se hace referencia al programa Learning4Life en el cual se da importancia a cuatro ideas claves y en el siguiente orden: pensar, crear, compartir y crecer.

Liderazgo del bibliotecario escolar

El liderazgo del bibliotecario/a escolar es un punto clave para que el uso y participación de la biblioteca aumente. Además, el bibliotecario/a, debe fomentar el trabajo en equipo, debe identificar los distintos grupos de de interés de la biblioteca para saber a quién se tiene que dirigir y debe saber comunicar lo que hace, y lo que la biblioteca puede hacer por los demás, de manera efectiva.

Entre las sugerencias prácticas, en cuanto al liderazgo, estarían las siguientes:

  • Fomentar las relaciones con colegas de otras bibliotecas escolares.
  • Asistir a reuniones y presentar propuestas.
  • Colaborar con profesores.
  • Ser miembro activo de comités escolares.
  • Crear la presencia de la biblioteca en los medios sociales.
  • Crear contenido en los sitios web del centro educativo y en los medios locales.
  • Establecer relaciones con el exterior: asociaciones, juntas, organizaciones…
  • Invitar a líderes locales a que vayan a contar su historia a la biblioteca.
  • Ser mentor de otros bibliotecarios y de estudiantes.
  • Asistir a conferencias.

La promoción de las bibliotecas escolares

La promoción de la biblioteca escolar busca convertir el apoyo pasivo de la misma en un apoyo activo. Este es un proceso continuo en el cual se debe escuchar y evaluar las necesidades de los usuarios, para luego seleccionar y promocionar los recursos y servicios para satisfacer dichas necesidades.

Para que dicha promoción sea un éxito es muy importante comunicar de forma efectiva. Además se requiere planificación, identificación de los grupos estratégicos y evaluación de los resultados finales.

Se debe mostrar a la biblioteca como el lugar dinámico y cambiante que es. Además el bibliotecario debe permanecer visible y mantenerse en contacto tanto con los estudiantes como con los profesores.

Entre las sugerencias prácticas, en cuanto a la promoción, estarían las siguientes:

  • Formar grupos de estudiantes para asesorar y desarrollar la biblioteca.
  • Invitar a que los profesores y administradores del centro educativo participen de la biblioteca escolar.
  • Incluir el programa de la biblioteca en todas las actividades de la escuela.
  • Dar a los profesores más protagonismo en la biblioteca.
  • Desarrollar colecciones para los profesores continúen con su formación.
  • Hacer que los padres visiten la biblioteca.
  • Tratar de recaudar fondos para la biblioteca a través de asociaciones, empresas…
  • Patrocinar actividades.
  • Iniciar grupos de amigos de la biblioteca.
  • Colaborar con otros organismos locales.

El poder de la comunicación en las bibliotecas escolares

El desarrollo de un plan de marketing es esencial para hacer llegar la voz de la biblioteca. Este plan debe tener en cuenta los siguientes aspectos: Necesidades, objetivos, audiencia y medios de comunicación.

Entre las sugerencias prácticas, en cuanto a la comunicación, estarían las siguientes:

  • Formar un comité consultivo para tratar de llegar a todos los grupos implicados en la biblioteca escolar.
  • Hacer pública la misión de la biblioteca escolar.
  • Enviar paquetes de bienvenida al inicio del año.
  • Gestionar la información de la escuela: boletines, noticias… e incluso proporcionar enlaces de interés.
  • Hacer preguntas para saber qué gusta y qué no.
  • Contribuir con artículos en los medios de la escuela.
  • Ser partícipes de las principales actividades de la escuela.
  • Ofertar programas de voluntariado para implicar a la comunidad estudiantil.
  • Difundir imágenes de la biblioteca [Cuidado con las imágenes de los estudiantes]
  • Trabajar por proyectos.
  • Contactar con periodistas locales.
  • Hacer listas de lectura.
  • Trabajar junto a otras bibliotecas.

Imagen cortesía de Shutterstock

ComunidadBaratz

Espacio de difusión y comunicación de noticias y temas de actualidad de Baratz y del sector de la Información y la Documentación. Aquí encontrarás información útil relacionada con el mundo de bibliotecas, archivos, gestión documental, archivo electrónico…

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInPinterestYouTube