Las bibliotecas se han transformado para seguir siendo útiles y necesarias

12 enero, 2016 at 08:02

Las bibliotecas son un bien necesario… aunque haya gente que no lo sepa aún o no haya encontrado dicha necesidad todavía. De hecho, las bibliotecas son uno de los servicios públicos esenciales de los cuales la sociedad no puede prescindir. Servicio imprescindible por ser espacios democráticos e igualitarios, de libre acceso a sus recursos, que forman y apoyan a sus usuarios, que estimulan su curiosidad, su creatividad y la realización y consecución de sus ideas…

Transformación de las bibliotecas para la sociedad

Pero, ¿qué hacer con esas personas que no ven a las bibliotecas necesarias? ¿Cómo convencerlas de la necesidad de las bibliotecas en la sociedad?… Quizás lo que haga falta sea una mayor difusión para darle al mundo bibliotecario una mayor visibilidad de sus funciones, servicios y actividades. Una mayor información para mostrar lo qué hace y para quién lo hace.

Es por ello por lo que queremos hacernos eco de una campaña lanzada por la American Library Association (ALA) sobre la transformación que las bibliotecas pueden ejercer sobre las comunidades y sobre la sociedad en general. Dicha campaña quiere aumentar la conciencia pública sobre el valor, el impacto y los servicios prestados por las bibliotecas y sus profesionales.

La transformación de las bibliotecas con el paso de los años

Las bibliotecas se han ido transformando para estar al día con la tecnología, han sabido transformarse para evitar la sobrecarga de información para sus usuarios y comunidades, y han sabido transformase para crearles a ellos (usuarios) y ellas (comunidades) oportunidades en la vida y en su día a día.

Se han transformado para progresar y crear nuevas formas de ver lo que es una biblioteca: han creado laboratorios de aprendizaje, incubadoras de empresas, centros profesionales…

Hay un total de 2.937 bibliotecas utilizando absysNet en el mundo

12 mayo, 2015 at 12:09

Los Sistemas Integrados de Gestión Bibliotecaria (SIGB) mueven en el mundo cerca de 2.000 millones de dólares al año. Este es uno de los datos que podemos ver en el nuevo informe “Library Systems Report 2015. Operationalizing innovation” de Marshall Breeding publicado en el magacín American Libraries de la American Library Association (ALA).

Library Systems Report 2015. Operationalizing innovation

Dicho informe salió publicado a principios de mayo y trata de mostrar el panorama de los SIGB en EE.UU. y Canadá, sin dejar de mencionar a grandes empresas destacadas del ámbito internacional. En el informe se hace un repaso por el estado de la industria, el rendimiento y las tendencias de ventas, las grandes transacciones comerciales, información sobre la industria del SIGB en bibliotecas académicas, públicas, escolares y especiales… y sin olvidar las bibliotecas que prefieren el uso del código abierto.

Destacan algunas cuestiones como que ante la economía limitada de las bibliotecas se abren oportunidades globales, que las bibliotecas universitarias buscan sistemas para administrar de manera conjunta los recursos electrónicos e impresos, que las bibliotecas están empezando a optar por la tecnología en la nube o que las bibliotecas buscan interfaces basados en web para eliminar las instalaciones en escritorio y conseguir un flujo de trabajo más eficiente.

Las tendencias de futuro de las bibliotecas según la ALA

13 abril, 2015 at 08:04

La ALA (American Library Association), a través de su Centro para el Futuro de las Bibliotecas, está trabajando para identificar las nuevas tendencias relacionadas con las bibliotecas y las comunidades a las que sirve, para promover técnicas de futuro e innovación para ayudar a bibliotecarios, y para construir conexiones con expertos e innovadores que ayuden a las bibliotecas en cuestiones emergentes.

CristinaMuraca / Shutterstock.com

En su apartado sobre tendencias se pueden distinguir un total de 19 y que son actualizadas según aparecen nuevas tendencias, estudios e informes aplicables al mundo de las bibliotecas.

Dentro de estas tendencias tienen especial cabida las relacionadas con los grupos de usuarios que se van a encontrar las bibliotecas en un futuro (no muy lejano), como una creciente sociedad mayor, los nativos digitales y los jóvenes adultos. Las bibliotecas deberán velar por el anonimato y la privacidad de sus usuarios, así como darle acceso y herramientas para su formación académica y para el trabajo. Especial atención a nuevas formas de recogida de datos, información o contenidos a través del Internet de las cosas o del movimiento maker… y todo esto sin olvidar que las bibliotecas tienen que ser esos espacios de evasión que logren aislar a sus usuarios del mundo.