10 tipos de licencias de préstamo de libros electrónicos en bibliotecas

2 agosto, 2016 at 08:01

El préstamo de libros electrónicos ha abierto un amplio abanico de posibilidades de acuerdos entre editoriales y bibliotecas. El préstamo de libros en papel era bastante más simple: una biblioteca compra un libro y lo puede prestar tantas veces como quiera al ser un bien único en su posesión. Pero la llegada de los contenidos digitales ha hecho que las editoriales tengan que repensar el tipo de licencias que quieren dar a las bibliotecas sobre sus contenidos con la finalidad de proteger su negocio.

Las editoriales y bibliotecas negocian el tipo de licencia del préstamo electrónico

Dosdoce.com y Bookwire han trabajado en colaboración para realizar una guía que sirva tanto a editores como a bibliotecarios para conocer los distintos modelos de licencias de préstamo de libros electrónicos en bibliotecas.

El principal propósito de esta “Guía de Modelos de compras de licencias de ebooks para bibliotecas y editoriales” […] es proporcionar a todos los profesionales del mundo del libro (editores, bibliotecarios, agentes, autores, etc.) una  visión panorámica de las numerosas oportunidades que ofrece el amplio rango de modelos de licencias de ebooks y disipar cualquier duda o idea preconcebida en relación a estos modelos.

Dichas licencias abarcan desde los modelos más abiertos en los cuales pueden estar leyendo un mismo libro electrónico tantas personas como lo quieran, modelos con una circulación ilimitada o sin caducidad a unos modelos más cerrados en los cuales solamente puede haber un lector, modelos en los que el número de préstamos está limitado o que tienen caducidad los contenidos adquiridos (se usen o no).

Lo que está claro es que tanto editoriales (a veces a través de plataformas) como bibliotecas quieren lo mejor para “sus negocios”. Las editoriales no quieren perder con el tema del préstamo de contenidos digitales en las bibliotecas y las bibliotecas quieren que sus usuarios tengan acceso digital a sus colecciones. Sin duda que este tema da, y dará, para apasionantes y largas negociaciones en las cuales aún queda mucho por escribir.

Licencias según concurrencia de usuarios

  • De uso no concurrente. Este tipo de licencia solamente permite que haya un usuario leyendo el libro, lo cual no permite sacar el máximo potencial a los contenidos digitales en las bibliotecas. Es una licencia individual y la licencia que se utiliza con el préstamo de libros impresos.
  • De uso concurrente. Este tipo de licencia permite el uso de un libro electrónico por varios usuarios a la vez. Con esta licencia se consigue que no haya largas listas de espera sobre determinados títulos o que dichos títulos se puedan usar en clubes de lectura al no existir el problema de “un título, un lector”
  • Con usuarios limitados. Este tipo de licencia permite que varios lectores accedan a un mismo contenido a la vez. Lo habitual es que este número de lectores no sea superior a tres.

Licencias según circulación o préstamo

  • Número limitado de préstamos. Este tipo de licencia está limitada a un número de préstamos y que pueden ir de 20 a 26. Una vez consumidos los préstamos la biblioteca deberá renovar la licencia de uso.
  • Circulaciones ilimitadas. Con este tipo de licencia es posible un número ilimitado de préstamos.

Licencias según tiempo

  • Con caducidad. En este tipo de licencia la biblioteca adquiere el contenido durante un tiempo determinado. Una vez expirado ese tiempo el contenido desaparece de la plataforma y deja de ser prestable. Los contenidos que están bajo esta licencia caducan aunque no se hayan prestado ni una sola vez.
  • Sin caducidad. Este tipo de licencia hace que las bibliotecas adquieran el contenido digital sin que se tenga en cuenta el tiempo que transcurre desde su compra. En lo que se fija esta licencia es en el número de préstamos (20 o 26) independientemente de si se tarda una semana o dos años en consumir dichos préstamos.

Licencia perpetua

Este tipo de licencia es la que hasta hace pocos años estaban acostumbradas las bibliotecas con la adquisición de los libros en papel. Este tipo de licencias no limita el préstamo de libros electrónicos en las bibliotecas. Es muy importante no confundir con el tipo de licencia sin caducidad.

Licencia paga por lo que lees

Con este tipo de licencia la biblioteca paga según el uso que hagan sus usuarios de los libros electrónicos. Los libros están visibles para los usuarios de las bibliotecas sin que estas tengan que hacer pago previo, solamente cuando se presta el libro electrónico. Hay que tener cuidado con este tipo de licencias ya que el presupuesto de la biblioteca se puede ir rápidamente.

Licencias por suscripción

Con este tipo de licencias las bibliotecas ponen a disposición de sus usuarios el acceso a determinados libros electrónicos. Son licencias de usuarios concurrentes, con caducidad y que permiten el uso ilimitado de acceso de usuarios a un mismo libro.

Modelos de licencias de libros electrónicos más comunes en las bibliotecas

Imagen superior cortesía de Shutterstock

ComunidadBaratz

Espacio de difusión y comunicación de noticias y temas de actualidad de Baratz y del sector de la Información y la Documentación. Aquí encontrarás información útil relacionada con el mundo de bibliotecas, archivos, gestión documental, archivo electrónico…

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInPinterestYouTube

Related Post