La reutilización del conocimiento de la biblioteca para la creación de cultura, tecnología y sociedad

24 mayo, 2017 at 08:07

Las bibliotecas son poseedoras de grandes cantidades de información esperando a ser transformadas en conocimiento. Pero no quieren quedarse a ese nivel solamente, no. Las bibliotecas buscan que ese conocimiento generado se pueda reutilizar para que sea la base para la creación de nuevos conocimientos. Es decir, que cada logro conseguido de manera individual pueda servir para su uso y transformación en un bien común. Ir un paso más allá y crear cultura, tecnología y sociedad entre todos gracias a la reutilización del conocimiento. Eso es lo que busca el nuevo proyecto de la Biblioteca Nacional de España llamado BNElab.

BNElab, la reutilización del patrimonio digital para la creación de un nuevo conocimiento

Queremos que el conocimiento se convierta en mucho más…que mute, que abone y que haga brotar cosas nuevas. Que nuestro patrimonio esté en todas partes y que sea todo lo que hacemos: arte, medicina, servicios turísticos, videojuegos, ciencia. Que sea enología, tecnologías del lenguaje, cine, big data o gastronomía. Que cualquiera pueda reutilizarlo para crear algo nuevo, porque así se crea cultura, tecnología y sociedad. Así nos hacemos mejores.

Este nuevo proyecto tiene como objetivo impulsar la reutilización del patrimonio digital para crear nuevos productos y servicios. Además, cuenta con el apoyo de Red.es para conseguirlo gracias al “convenido firmado en 2016 entre ambas instituciones y que supone un impulso al indudable valor cultural de los fondos de la Biblioteca Nacional de España”.

La Biblioteca Nacional de España cuenta con unos fondos digitales compuestos por 184.000 títulos y 30 millones de páginas libremente accesibles a través de Internet.

Gracias a Internet la biblioteca puede estar en todos los sitios y ya no depende única y exclusivamente de su ubicación física. La idea de que “la biblioteca es de todos y para todos” cobra mayor fuerza gracias al potencial que le otorga Internet en cuanto al acceso al patrimonio y al conocimiento… acceso al que habría que sumar ahora la reutilización del conocimiento.

El proyecto BNElab se apoya en cuatro principios básicos: reutilización, inspiración, participación y enriquecimiento.

Reutilización: Preservar, describir, y difundir patrimonio ha sido misión de la BNE desde hace más de trescientos años. En el entorno digital apostamos, además, por facilitar la generación de nuevo conocimiento y creaciones innovadoras a partir de colecciones, datos y herramientas digitales. Porque creemos en el valor social y económico de nuestro patrimonio.

Inspiración: Mostrar algunas posibilidades de lo que se puede crear (re)utilizando las colecciones digitales y los datos de la BNE es el primer paso. Nos han inspirado y queremos inspirar. Queremos mostrar proyectos nuevos, creativos y útiles para aprender, investigar, innovar y compartir cultura.

Participación: Queremos impulsar el uso del patrimonio digital de la BNE en la comunidad educativa, investigadora y académica y también en nuevos sectores: turismo, diseño, moda, música, gastronomía… y este es un proceso necesariamente cooperativo. Facilitaremos herramientas y plataformas que permitan este enfoque colaborativo.

Enriquecimiento: El patrimonio cultural que albergamos debe ser sólo un punto de partida. Que la sociedad lo enriquezca añadiendo valor social, cultural, educativo o tecnológico, con la BNE como catalizador, es el medio. Que lo creado en el proceso sea de todos, y todos lo hagamos nuestro y logre enriquecer vidas, es el objetivo.

Para que dicha reutilización del conocimiento sea un éxito, la Biblioteca Nacional de España pone a disposición de las personas tanto la descarga y reutilización libre de los datos de su catálogo a través de datos.bne.es como las herramientas para poder transformar dichos datos en conocimiento.

Los datos son la verdadera infraestructura en cualquier proyecto digital. Contar con conjuntos de datos tan estructurados y normalizados como los bibliotecarios son el auténtico “punto fuerte” de nuestro sector, y es importante que se conozcan y facilitar su reutilización.

[…]

Hoy por ejemplo abrimos una convocatoria de propuestas para la creación de libros interactivos. Ponemos la herramienta con la que se elaboraron el Quijote y el Leonardo interactivos a disposición de grupos de interés o de investigación, para el enriquecimiento de una obra o colección de la Biblioteca Digital Hispánica. [Fuente: El Blog de la BNE]

Y fruto de esta reutilización del conocimiento surgen propuestas como el “Juego filarmónico de Haydn”. El autor de este desarrollo permite que cualquier persona pueda crear una melodía única usando este juego del siglo XVIII. Únicamente hay que tirar los dados y escuchar el resultado. ¡Hay más de 120.000 cuatrillones de posibles melodías!

El Juego Filarmónico fue concebido como un entretenimiento destinado a las reuniones sociales, pero también como un estudio teórico de composición musical. Mediante un sencillo juego de dados, cualquier persona sin conocimientos musicales podía componer infinidad de pequeñas piezas en forma de minué, el baile de salón más popular de la época.

Juego Filarmónico

Además, también tienen otros proyectos en desarrollo y en mente. Proyectos como Memoria o Chef BNE. Y Desarrollos como la creación de libros interactivos y creación de ePubs.

Chef BNE propone un breve recorrido por la gastronomía de España a través de sus recetarios antiguos, manuales y tratados.

ComunidadBaratz

Espacio de difusión y comunicación de noticias y temas de actualidad de Baratz y del sector de la Información y la Documentación. Aquí encontrarás información útil relacionada con el mundo de bibliotecas, archivos, gestión documental, archivo electrónico…

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInPinterestYouTube

Related Post