La renovación de Albalá 7. La solución integral para la gestión archivística ya está aquí

3 abril, 2019 at 08:02

Tras mucho esfuerzo, y duros años de trabajo, ya podemos confirmar el lanzamiento oficial de Albalá 7, la nueva versión del gestor integral de Archivos de Baratz. El desafío no ha sido fácil. Renovar una aplicación con una larga trayectoria, tan utilizada en tantos Archivos, responder a las nuevas necesidades documentales, actualizar prácticas y ofrecer una mejor experiencia al usuario, es una tarea titánica.

Albalá se renueva y se prepara para hacer frente a la transformación digital del sector documental y archivístico

Tras muchos años ya en el mercado, y siguiendo un modelo inicial apegado a una práctica archivística más tradicional, Albalá se renueva y se prepara para hacer frente a la transformación digital del sector documental y archivístico. Esta renovación es tanto interna como externa y cubre una triple vertiente:

  • Funcional: la principal novedad funcional consiste en poder gestionar y preservar la documentación electrónica, conjunta o separadamente de la documentación física.
  • Tecnológica: se actualizan las herramientas con las que se ha desarrollado Albalá 7, lenguaje de programación, motor de búsqueda e indexación, base de datos relacional, etc.; todo ello para hacer una aplicación más actualizada y moderna tecnológicamente.
  • Interfaz: se dispone de una nueva interfaz con la que interactuar con el usuario que permitirá que la experiencia de este sea mucho más amigable.

El Archivo General del Poder Judicial de Guanajuato integra Albalá con su sistema de gestión

19 abril, 2018 at 08:00

El Archivo General del Poder Judicial del Estado de Guanajuato (México) ha implementado en el último año el gestor integral de documentación de archivo Albalá versión 6.3 y la Plataforma de Integración con su Sistema de Control de Gestión.

El Archivo General poderjudicialgt alberga más de 1,7 millones de expedientes

La Dirección del Archivo General del Poder Judicial es un órgano Administrativo dependiente del Consejo, destinado a la recepción, depósito, resguardo, conservación, ordenación y clasificación de los expedientes y documentos generados por los órganos judiciales y dependencias administrativas del Poder Judicial. Su objetivo es mantener el control de su acervo documental para proporcionar tanto a los órganos generadores de la documentación, como a los solicitantes que son parte de los procesos, un servicio rápido y expedito. Tiene el carácter de Archivo de Concentración ya que alberga documentación semiactiva. El acervo de los años de 2008 al 2017, de más de 1,7 millones de expediente, se divide en Materia Civil y Penal y proviene de más de 170 Juzgados repartidos por todo el Estado (civiles y penales, mixtos, de partido y menores) y 20 Salas del Supremo Tribunal de Justicia.

El proyecto

La implementación del sistema Albalá permite automatizar los procesos archivísticos de descripción, clasificación y búsqueda y recuperación de la documentación custodiada de una forma ágil y rápida. Aparte de las labores de descripción y clasificación, Albalá permite automatizar el resto de tareas archivísticas como son la gestión de las consultas y los préstamos de la documentación, la gestión de los depósitos, la generación de los instrumentos de control archivísticos, por ejemplo. Otro uso y ventaja de Albalá, para los Juzgados y Salas, es que pueden buscar en línea en la interfaz de consulta los expedientes que requieran pertenecientes a su área y solicitar el préstamo con las ventajas que esto conlleva (se registra en el sistema el día del préstamo, el día de devolución, Juzgado o Sala solicitante, se guarda un histórico de los préstamos realizados, etc.).

Protege el contenido digital de tu Archivo con el uso de marcas de agua

13 diciembre, 2017 at 08:03

La digitalización e Internet han abierto unas nuevas puertas a los Archivos. Hacen que los Archivos estén más cerca de la sociedad y la sociedad esté más cerca de los Archivos. Existe una necesidad de compartir y de hacer llegar toda la información y conocimiento existente, pero también existe cierto miedo a que la colección sea usada de manera incorrecta. Las marcas de agua se presentan como un mal menor dentro de los Archivos para evitar el uso fraudulento o descontrolado y para dotar a los documentos de la identidad, autenticidad y procedencia que les corresponde.

Las marcas de agua en Archivos para proteger la identidad, autenticidad y procedencia

Las “Directrices para proyectos de digitalización de colecciones y fondos de dominio público, en particular para aquellos custodiados en bibliotecas y archivos”, elaboradas por la IFLA y la ICA, dice que las marcas de agua sirven para identificar que el propietario de la imagen es conocido y sirven como una protección técnica para establecer la autenticidad y procedencia de las imágenes.

Marcar de una manera discreta la propiedad intelectual de la institución, como una marca registrada, utilizando tanto la manipulación de la imagen o “marcas de agua” como una protección técnica para establecer la autenticidad y procedencia de las imágenes.

Albalá (a través de su módulo Multimedia) ofrece la posibilidad de garantizar la identidad, autenticidad y procedencia de los contenidos que los Archivos difunden a toda su comunidad de usuarios.

La necesaria convivencia entre lo físico y lo digital en los Archivos

14 noviembre, 2017 at 08:05

Los Archivos llevan viviendo unos años de cambios constantes. La documentación electrónica se abre paso y debe prevalecer sobre la documentación en papel. Ese es uno de los principales retos a los que se enfrentan desde la Administración Pública. Por suerte hay empresas que trabajan para dar solución a este tipo de problemática y dar respuesta a las necesidades de convivencia entre la documentación física y la digital.

En el 2018 la Administración Pública deberá producir solamente documentación electrónica

Los pasados días 10 y 11 de noviembre tuvo lugar en Mérida el IV Congreso de Archiveros de Extremadura organizado por la Asociación de Archiveros de Extremadura. Desde Baratz patrocinamos dicho evento, junto a otras entidades, como proveedora de soluciones para la gestión automatizada de centros de documentación de archivo y, además, participamos en la misma con la ponencia “Albalá: nuevas soluciones para el Archivo”.

Bajo el título “El futuro de la gestión documental” distintas instituciones públicas y privadas presentaron sus soluciones para la gestión, la preservación y la conservación de la documentación de archivo. Con la vista puesta en la gran transformación en la que vivimos (presente ya y futuro de la profesión y del sector) el eje vertebrador y temático fué el Archivo Electrónico y el cumplimiento de la Ley 39/2015, cuyo plazo cumple en octubre de 2018 y que implica que toda administración pública debe producir ya solamente documentación en formato electrónico abandonando el papel.